Plantea mo­ra­to­rias y de­vo­lu­ciones para es­ti­mular la pro­duc­ción y la li­quidez

El Círculo de Empresarios plantea medidas fiscales urgentes para la reactivación

También pro­pone me­didas para reac­tivar la de­manda en los sec­tores tu­rís­tico, cons­truc­ción y au­to­móvil

John de Zulueta, pte. Círculo de Empresarios.
John de Zulueta, pte. Círculo de Empresarios.

El Círculo de Empresarios ha pu­bli­cado una serie de “Propuestas Fiscales para ace­lerar la reac­ti­va­ción eco­nó­mica en el se­gundo se­mestre de 2020”. “Nuestras em­pre­sas, mu­chas en si­tua­ción crí­tica -señala el Círculo-, ne­ce­sitan contar cuanto antes con me­didas de apoyo que im­pulsen y ace­leren la reac­ti­va­ción de sus ac­ti­vi­dades en las con­di­ciones más fa­vo­ra­bles”.

Considera que “el volumen movilizado y alcance de estas medidas aplicadas en España quedan aún por debajo del que han puesto en marcha otros gobiernos europeos con mayor margen fiscal, lo que puede situar a nuestras empresas en situación de desventaja competitiva.”

“Es obvio -dice el Círculo- que necesitamos inyectar liquidez a las empresas para que estas puedan atender a sus obligaciones a corto plazo y no se produzca una crisis de carácter financiero”. Considera que “el nivel de déficit público en que vamos a incurrir es muy elevado, pero existe en nuestra opinión margen para aplicar medidas de estímulo fiscal a corto plazo antes del final del año, que deben servirnos para reactivar la actividad.” Estas medidas, “excepcionales y temporales”, estarían en vigor solo hasta el 31 de diciembre.

Entre otras propuestas, el Círculo plantea medidas como la mora y flexibilización en el pago de distintos impuestos directos como el Impuesto de Sociedades e indirectos como el IVA, así como en tributos locales. También agilización de devoluciones tributarias o utilización flexible de créditos fiscales y amortización de activos. El Círculo propone asimismo estimular la demanda en determinados sectores clave como la compra de viviendas, automóviles y turismo mediante medidas fiscales temporales a través del Impuesto de Transmisiones, IVA, IRPF e Impuesto de Matriculación durante el resto de 2020.

Concluye el documento señalando que “es urgente desplegar un conjunto de medidas inmediatas, excepcionales y de carácter temporal que, sin coste recaudatorio efectivo en su gran mayoría, coadyuven a una acelerada reactivación de nuestra economía y del empleo en la segunda parte de este año”.

Artículos relacionados