RESULTADOS 1-T

Sacyr cubre el riesgo de Repsol y mantiene la gestión activa de su participación

La em­presa ob­tiene un Ebitda de 166 mi­llo­nes, un 16% más, y toma me­didas para hacer frente al co­vi­d-19

Fachada sede Sacyr.
Fachada sede Sacyr.

Sacyr ha cu­bierto to­tal­mente cu­bierto el riesgo fi­nan­ciero ante ba­jadas del precio de la ac­ción de Repsol y con­tinúa con la ges­tión ac­tiva de su par­ti­ci­pa­ción en la pe­tro­lera. Al tiempo, y desde el inicio de la pan­demia del Covid-19, Sacyr ha to­mado me­didas para pro­teger a sus más de 40.000 em­pleados y ga­ran­tizar la con­ti­nuidad de su ac­ti­vi­dad, de la que parte es con­si­de­rada como esen­cial o de in­terés pú­blico.

Sacyr está llevando a cabo las gestiones necesarias para hacer frente a esta situación y minimizar su impacto. Esta situación, conforme a las estimaciones más actuales, no compromete la realización de las actividades básicas de la compañía, si bien se están adaptando al cambiante escenario de la crisis.

A pesar de la afectación por el Covid-19, los resultados del primer trimestre reflejan la solidez del negocio de Sacyr, que tiene el foco en el negocio concesional y activos con bajo riesgo de tráfico.

Sacyr obtuvo un EBITDA de 166 millones de euros en el primer trimestre de 2020, el 16% más que el registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior. En torno al 80% del EBITDA procede de activos concesionales distribuidos en las tres divisiones de negocio. Los ingresos crecieron el 1% entre enero y marzo, hasta los 985 millones.

El beneficio neto generado por los negocios se situó en 65 millones, frente a los 27 millones del primer trimestre de 2019. El resultado neto atribuible del grupo fue de 32 millones de euros (-16%).

Sacyr mejoró la rentabilidad de los negocios en el primer trimestre, uno de los objetivos clave para la compañía. El margen de EBITDA aumentó en 210 puntos básicos, hasta alcanzar el 16,8%.

Crecimiento de las actividades

En el primer trimestre, Sacyr registró un sólido crecimiento en sus tres áreas de negocio. El EBITDA de Ingeniería e Infraestructuras creció a un ritmo del 35%, el de Concesiones avanzó el 8% y el de Servicios, el 5%.

Sacyr ha simplificado su estructura corporativa con la integración de sus dos áreas de EPC, Sacyr Ingeniería e Infraestructuras y Sacyr Industrial. Esta operación facilitará las sinergias del grupo y una mejor integración para los clientes.

Cartera de ingresos

La cartera de ingresos futuros cerró el trimestre en 40.595 millones de euros. En Europa, 50%, en LATAM 46%, en Norteamérica 1% y en otros países el 3%, gracias al gran éxito en la adjudicación de diferentes proyectos.

Sacyr ha reforzado su presencia en Latinoamérica con varios proyectos en Chile y en EEUU, donde ha logrado la construcción de una variante de la carretera US59 en Texas. En España crece con contratos en las tres divisiones de negocio.

Evolución de la deuda

La deuda neta del grupo se situó en 4.438 millones de euros a cierre de marzo, frente a los 4.315 millones de cierre de 2019. El aumento se debe, en gran medida, a la actividad inversora de la compañía en nuevos proyectos concesionales.

La compañía continuó con su estrategia de rotación de activos maduros con la desinversión del 95% de la Autovía del Guadalmedina. El 47,5% ya está formalizado y el 47,5% restante está pendiente de las correspondientes autorizaciones. El importe global de las dos operaciones es de 455 millones de euros.

Sacyr mantiene una política regular de dividendos. En febrero, repartió un scrip dividend de una acción nueva por cada 46 antiguas.

Las previsiones de tesorería del grupo para 2020 muestran disponibilidad de liquidez sin tensiones, dado que una gran parte de la financiación tiene vencimientos en el largo plazo. Además, se han incrementado de una manera significativa las líneas de crédito disponibles con las que se tienen cubiertos los vencimientos de este año.

Gestión activa de la participación en Repsol

Sacyr tiene totalmente cubierto el riesgo financiero ante bajadas del precio de la acción de Repsol y continúa con la gestión activa de su participación en la petrolera.

El 13 de marzo, Sacyr reestructuró el derivado sobre 72,7 millones de acciones de Repsol, cancelando la PUT de 25,4 millones de acciones a 13,75 euros por acción y sustituyéndolo por un Forward a 13,75 euros por acción. En el mismo momento se ha contratado un Call Spread para poder beneficiarse de la revalorización de la acción a partir de 8,5 euros por acción en ese paquete de acciones

Evolución por áreas de negocio

Concesiones.- Sacyr Concesiones obtuvo una cifra de negocios de 246 millones de euros (+13%). El impacto del Covid-19 es poco significativo en el primer trimestre en esta división, ya que la que la mayoría de los activos están libres del riesgo de demanda y su remuneración se basa fundamentalmente en criterios de disponibilidad.

De la cifra de negocios, 126 millones de euros correspondieron a ingresos concesionales, que aumentaron el 8% por el crecimiento operativo de los activos y el inicio de la explotación del aeropuerto de Chacalluta (Chile).

Los ingresos de construcción suben el 19% y alcanzan los 120 millones. Este fuerte crecimiento se debe a la ejecución de proyectos en Colombia, México, Paraguay y Chile.

El EBITDA alcanzó los 81 millones de euros, el 8% más.

La cartera de ingresos futuros se situó en 28.124 millones de euros, con un crecimiento interanual del 3%. En Europa, se encuentran el 47% y en LATAM el 53% de la cartera.

En el trimestre, Sacyr Concesiones cerró la financiación de la Autopista Pamplona-Cúcuta (Colombia) por importe de 474 millones de euros, con esta operación cierra la financiación de sus cuatro proyectos 4G en Colombia por más de 1.820 millones de euros.

Ingeniería e Infraestructuras.- La cifra de negocios de esta división alcanzó los 563 millones de euros, similar a la del primer trimestre de 2019.

El EBITDA creció el 35%, hasta 66 millones de euros, y el margen de EBITDA mejoró hasta el 11,6%, frente al 8,6% del mismo periodo del ejercicio pasado.

Los resultados del primer trimestre ya recogen la integración de Sacyr Industrial en Sacyr Ingeniería e Infraestructuras. Esta simplificación de la estructura conllevará unas mayores sinergias, unos mayores beneficios por las economías de escala y, por tanto, una mayor eficiencia.

En relación con la pandemia del Covid-19, esta división, opera con una razonable normalidad en los países en los que lleva a cabo su actividad. En España, los proyectos avanzan según lo previsto tras la reanudación de la actividad del sector, después de una parada de dos semanas. En el exterior, la actividad en Italia se ha reanudado totalmente, después de una parada al igual que en España de dos semanas, y en Latinoamérica el impacto ha sido poco relevante por ser infraestructuras de interés público.

La cartera de esta división alcanzó los 7.358 millones de euros, distribuida de la siguiente manera: Europa 45%, LATAM 46%, Norteamérica 6% y el 3% restante en otros países. El 51% corresponde a trabajos para Sacyr Concesiones.

Servicios.- La cifra de negocios de esta división creció el 7%, hasta los 284 millones de euros. El EBITDA alcanzó los 25 millones de euros (+5%) y el margen de EBITDA retrocede ligeramente, hasta el 8,8%.

El impacto del Covid-19 ha intensificado nuestra actividad en la división de Servicios. El grupo continúa prestando servicios de distribución de agua, garantizando el suministro a todos nuestros clientes. En la actividad de limpieza viaria, recogida y tratamiento de residuos, la actividad continúa con normalidad y está considerada una actividad básica. En la actividad de multiservicios se han interrumpido ciertas actividades, como la restauración, que el Gobierno de España cerró de acuerdo con el Decreto del Estado de Alarma, aunque otras siguen desarrollándose por ser actividad básica, como conservación de infraestructuras, facilities en hospitales y servicios a la dependencia.

La cartera de Servicios se situó a cierre del trimestre en 5.113 millones de euros, con la incorporación de 140 nuevos contratos y la compañía cuenta con presencia en 10 países.

Hitos del primer trimestre de 2020 de Sacyr

· Sacyr ha tomado todas las medidas a su alcance para proteger la salud de sus 40.000 colaboradores en todo el mundo y para garantizar la continuidad de sus actividades. Algunas de ellas son consideradas como esenciales o de interés público.

· La situación actual no compromete la realización de las actividades básicas de la compañía, que se adaptan al cambiante escenario de la crisis del Covid-19.

· La compañía acentúa su perfil concesional: cerca del 80% del EBITDA procede de activos concesionales con bajo riesgo de demanda.

· Sacyr mejora la rentabilidad de sus negocios, que se sitúa en el 16,8%, 210 puntos básicos más que en el primer trimestre de 2019.

· La cartera de ingresos futuros de la compañía se sitúa en 40.595 millones de euros.

Artículos relacionados