BOLSA

Arcelor Mittal, vaso medio lleno

El parón mun­dial del sector au­to­mo­vi­lís­tico y de la in­dus­tria en ge­neral está pa­sando fac­tura a una Arcelor Mittal ya fuer­te­mente pre­sio­nada en los úl­timos años. En este es­ce­na­rio, los re­sul­tados del primer tri­mestre del año de la mul­ti­na­cional ace­rera se han si­tuado por de­bajo de las pre­vi­siones del con­senso del mer­cado y apenas ha lo­grado ma­qui­llar su ba­lance desde el lado del Ebitda.

El grupo ha perdido 1.120 millones de dólares entre enero y marzo frente a las ganancias de 414 millones en igual período del pasado año. Esta cifra además viene a ratificar la tendencia negativa de los tres trimestres anteriores.

Las fuertes provisiones y los gastos extraordinarios, sin embargo, han frenado menos de lo esperado sus resultados operativos. El Ebitda se ha situado en 967 millones de dólares casi la mitad que un año antes, pero ligeramente por encima del registrado en el cuarto trimestre de 2019 a pesar de la ralentización de los envíos y la caída de los precios.

Otra fuente de preocupación para los analistas ha sido el incremento de la deuda neta en 144 millones de dólares respecto al cierre del pasado ejercicio hasta los 9.499 millones de dólares cuando el mercado confiaba en un descenso del orden del 10%. Con todo, la ratio deuda neta versus Ebitda se sitúa en 1,8 veces. Un nivel razonable.

El grupo además ha reiterado sus previsiones de ingresos de 2.000 millones de dólares en ventas de activos fijadas para 2021 de las que hasta el momento ya ha realizado 600 millones. Todo ello con el fin de reducir su apalancamiento hasta los 7.000 millones en el medio plazo.

Con todos estos datos sobre la mesa, los expertos de Renta 4 han optado por ver el vaso de Arcelor Mittal medio lleno. La firma valora muy favorablemente tanto la evolución del Ebitda como las previsiones de deuda neta. Además, confían en el plan previsto por el grupo siderúrgico para reducir gastos y necesidades de efectivos con el fin de minimizar el impacto en el resultado y en la caja de la previsible caída de envíos de acero en los próximos meses.

De este modo, aunque tienen en revisión su estimación de precio objetivo, por el momento han reiterado su recomendación de sobreponderar. Los títulos de Arcelor Mittal se mueven en estos días por debajo de los 10 euros por acción con un descenso acumulado en el año superior al 35% después de marcar mínimos en 6,44 euros a mediados de marzo.

Artículos relacionados