BOLSA

El automóvil listo para arrancar

El sector au­to­mo­vi­lís­tico, uno de los pun­tales de la eco­nomía es­pañola, se muestra op­ti­mista con la reaper­tura de los con­ce­sio­na­rios este 11 de mayo. Según datos de Sumauto, es­pe­cia­lista en por­tales de au­to­mo­ción, que agrupa a Autocasión y AutoScout24, entre otros, y que mueve más de 4 mi­llones de usua­rios únicos men­sua­les, el nú­mero de vi­sitas a las pá­ginas "online" se ha dis­pa­rado un 60% du­rante la úl­tima se­mana.

Este repunte, que toma como referencia la primera semana de confinamiento total a mediados de marzo, coincide con el anuncio del Gobierno del plan de desescalada en cuatro fases, que incluye la apertura gradual de los establecimientos comerciales, entre los que se encuentra la distribución de automóviles, que hoy retoman la actividad, de acuerdo a las recomendaciones de la patronal Faconauto.

Esta perspectiva de vuelta a la normalidad ha hecho ‘clic’ en la mente del consumidor, que, aunque se mueve todavía en ratios de búsqueda un 30% inferiores a los niveles pre covid-19, poco a poco parece retomar su interés por la compra, bien porque necesita cambiar de coche, bien porque opta por la movilidad particular para garantizar la seguridad en sus desplazamientos, en línea con las recomendaciones de vuelta al trabajo.

De este modo, los datos de Sumauto constatan cómo la evolución del tráfico "online" y la predisposición hacia la compra del coche están alineados con el calendario de anuncios realizados semanalmente por el Ejecutivo, de tal modo que los negativos frenan la confianza y los más alentadores incentivan la compra, dos variables estrechamente ligadas en el sector auto.

Precisamente, el momento de mayor caída en las búsquedas en los portales de automoción durante la crisis sanitaria, con un 60% menos respecto a los niveles anteriores a la crisis coincidió con la semana del 23 al 29 de marzo, cuando el Gobierno anunció la primera prórroga del Estado de Alarma.

De este modo, en apenas un mes, el interés por buscar coche en los portales de automoción ha seguido una evolución en forma de V alargada o swoosh, que coincide con la salida progresiva del letargo de actividad de muchos sectores.

Precisamente, los primeros síntomas de ralentización de la caída se registraron en la semana del 13 al 19 de abril, que coincide con la vuelta de la actividad no esencial, tras el parón que limitó durante dos semanas la actividad a los sectores considerados esenciales. En este período se registró un aumento de las búsquedas de más del 40% respecto a la primera semana íntegra de cuarentena.

Sin embargo, tras la apuesta por parte de concesionarios y compraventas de dar mayor visibilidad a su “stock” en los escaparates "online" -los únicos que han permanecido abiertos en estas semanas de confinamiento-, para Sumauto el actual momento de vuelta a la normalización ya no puede ser el del ‘screen shopping’, navegar y ver para finalmente no comprar, sino el de la conversión a ventas o ‘one shot shopping’.

Por un lado, porque el consumidor que busca coche lo hace por interés real y no por impulso, por lo que la oportunidad de venta es absoluta. Así, si lo habitual es que la conversión a venta sea en una relación cuatro a diez, ahora de diez oportunidades debe hacerse pleno, lo que exige extremar la atención a los canales virtuales y apoyarse en los portales verticales especialistas que ayudan a dirigir hacia ellos tráfico de calidad.

Según el director general de Sumauto, Nicolás Cantaert, “los profesionales no pueden permitirse mantener un sobrestock de 200.000 vehículos de ocasión con el coste financiero que ello conlleva. Los concesionarios y compraventas deben ir a lo seguro y lo seguro ahora mismo es Internet por su capacidad para aumentar su visibilidad y multiplicar las ventas, pero también por la seguridad que proporciona el entorno virtual frente al físico, y ahí nosotros, como portales especialistas en auto, tenemos un nivel de conversión a ventas que duplica la media del mercado”.

Buenas noticias para un sector referente de la economía y de cuyo impulso dependerá muy mucho la forma de la recuperación. Una buena señal para aquellos analistas más optimistas que vienen anunciando, a pesar de todo lo que está cayendo, una recuperación más rápida de lo estimado por el consenso del mercado.

Artículos relacionados