LA SEMANA BURSÁTIL

La bolsa, muchos frentes abiertos

La de­ci­sión del Tribunal Constitucional alemán de con­si­derar des­pro­por­cio­nado el pro­grama de com­pras de deuda ofi­cial del BCE ha abierto un sinfín de in­te­rro­gantes le­gales y eco­nó­micos en la Zona Euro que han de­jado un tanto fríos a los in­ver­so­res. En las cinco úl­timas se­sio­nes, el ín­dice Ibex 35 ha su­frido un nuevo ajuste acu­mu­lado del 2%, para quedar de nuevo por de­bajo de los 6.800 pun­tos.

Todavía lejos de encontrar el respiro deseado a pesar de que la entidad europea presidida por Lagarde no ha tardado en recordar a Alemania su total independencia, solo rinde cuentas al Parlamento Europeo, así como su intención de seguir haciendo todo lo necesario para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Para los expertos de Andbank, está es una cuestión “sustancial” por sus implicaciones políticas y económicas que convendrá seguir de cerca en las próximas semanas.

A este nuevo frente, en medio de la pandemia, se ha sumado también el enésimo enfrentamiento comercial entre EEUU y China tras la insistencia de la administración Trump de responsabilizar a las autoridades del país asiático por la propagación del virus. Una situación que a la larga conducirá, según la firma de inversión, a una pérdida de intensidad de la globalización a largo plazo en favor de una economía más local que evite los episodios de vulnerabilidad vividos en esta crisis.

Una crisis que además no tiene parangón, aunque todo el mundo busca similitudes para intentar calibrar el proceso de recuperación. De hecho, en el 4º trimestre de 2008, el peor del estallido de la burbuja inmobiliaria, la caída en el PIB norteamericano fue del 8%. Las últimas estimaciones preconizan ahora una caída del 30% en el segundo trimestre, algo que ni los más pesimistas podrían haber imaginado nunca.

Teniendo en cuenta que, según la mayoría de las casas de análisis, lo importante para los inversores es evitar a toda costa vender cuando el resto vende, lo más sensato ante el período de turbulencias que se avecina es mantener la calma e invertir con prudencia. Lo cual no resulta nada fácil. Al tiempo aconsejan tener buenos niveles de liquidez con el fin de aprovechar posibles recaídas del mercado antes de su previsible recuperación para el tercer y el cuarto trimestre.

Todo ello sin dejar de vigilar además cómo se va produciendo el regreso a la actividad económica en los distintos países. Lo más previsible, apuntan los expertos, será una mayor propensión marginal al ahorro y de reducción de deuda, por lo que salvo compras urgentes postergadas no cabe confiar en un fuerte impulso del consumo incluso aunque mejore notablemente la confianza gracias a las medidas de los bancos centrales. En este sentido, parece difícil un rebote significativo a corto plazo ni con el coronavirus bajo control.

Calendario semanal de Bolsa

Esta semana será especialmente complicada para los operadores que no contarán con grandes referencias macroeconómicas salvo por algunas cifras de inflación y producción industrial.

Ese lunes, 11 de mayo, apenas se esperan referencias importantes en los mercados financieros, siendo lo más destacado el índice de tendencia del empleo en Estados Unidos.

En la sesión del martes se darán a conocer el IPC de China y EEUU, mientras que en Europa no hay previstas grandes referencias macroeconómicas.

En la agenda financiera internacional del miércoles habrá algunas citas importantes entre las que destacan la balanza por cuenta corriente de Japón, así como en las cifras de PIB, la balanza comercial, la producción industrial y las ventas al por menor del Reino Unido que no solo empezarán a recoger todo el golpe de la pandemia sino también los efectos del Brexit, un tema que ahora parece olvidado. En la Zona Euro, por su parte, los inversores deberán estar pendientes de la producción industrial de marzo de la que se antoja será un auténtico desastre con una caída cercana al 12%. Este día en EEUU se espera además el índice de Producción Industrial.

En la jornada del jueves las miradas se centrarán en el IPC de Alemania y España y en los datos de precios de exportación e importación que llegarán desde el otro lado del charco.

El viernes vendrá marcado por el vencimiento de derivados como todos los terceros viernes de mes. En esta última sesión de la semana se publicarán además importantes datos de producción y ventas al por menor en China, que ya estaría saliendo de la crisis provocada por la pandemia, el PIB de Alemania y de la Zona Euro, desde donde también llegarán cifras de balanza comercial.

Atención también en EEUU a las ventas al por menor, al índice manufacturero Empire State, la producción industrial, la capacidad de utilización, los inventarios de negocio y el índice de confianza de la Universidad de Michigan .

Artículos relacionados