Endesa dona diez equipos de rayos X portátiles y un TAC de última generación a Aragón y Andalucía

Endesa
Endesa

Endesa ha donado un TAC de última generación al hospital Miguel Servet de Zaragoza y diez equipos portátiles de rayos X al Servicio Andaluz de Salud y las autoridades sanitarias de Aragón para reforzar la lucha contra la pandemia del Covid-19, informó la energética.

Este equipamiento médico donado por la compañía está valorado en más de 1,1 millones de euros y permitirá agilizar las pruebas diagnósticas realizadas a los pacientes de ambas regiones.

En concreto, el TAC modelo EVO, de la empresa General Electric Healthcare, proporciona imágenes de alta resolución con dosis bajas de radiación y permite realizar tomografías computarizadas a más de 60 pacientes al día. El equipo, de última generación y valorado en 310.000 euros, logra hasta un 82% de reducción de dosis de radiación comparado con tecnologías previas.

Además del TAC con destino al hospital Miguel Servet, Endesa donará dos equipos portátiles de radiología del modelo GMM Mac 32D, de General Medical Merate, valorados en 97.600 euros al Hospital Obispo Polanco de Teruel y el Hospital Ernest LLuch de Calatayud.

En los próximos días también se entregarán al Servicio Andaluz de Salud ocho equipos portátiles de radiología XR 240 de General Electric Healthcare, valorados en 704.000 euros. Se trata de equipos portátiles de rayos X de alta resolución que funcionan con baterías internas y su movilidad los hace especialmente útiles en situaciones de emergencia como la que vivimos actualmente, ya que pueden ser utilizados con pacientes que no pueden ser trasladados a una sala de radiología.

PLAN DOTADO CON 25 MILLONES Estas donaciones forman parte del Plan de Responsabilidad Pública de Endesa dotado con 25 millones de euros para paliar las principales necesidades generadas por la crisis sanitaria.

Entre las actuaciones de este plan se encuentra la entrega de más de 2,3 millones de mascarillas a las autoridades sanitarias del Gobierno central y de las comunidades autónomas y diversas organizaciones sociales y de más de un centenar de respiradores de última generación.

Artículos relacionados