La mi­nistra de Economía había ci­frado en tan sólo un 13% los cré­ditos del primer tramo

El Gobierno pasa de la guerra de cifras con la banca a liberar la segunda línea ICO

Pedro Sánchez apro­vecha su dis­curso ante el Congreso para anun­ciar la am­plia­ción

Pedro Sanchez y Pablo Iglesias
Pedro Sanchez y Pablo Iglesias

El Consejo de Ministros apro­bará este vier­nes, en reunión ex­tra­or­di­na­ria, el se­gundo tramo de las lí­neas ICO anun­ciadas para py­mes, au­tó­nomos y em­presas afec­tadas por el co­ro­na­vi­rus. Así lo ha anun­ciado en el Congreso de los Diputados el propio pre­si­dente Pedro Sánchez, justo des­pués de que la mi­nistra de Economía, Nadia Calviño, hu­biera in­di­cado que tan sólo se ha­bían con­ce­dido 2.747 mi­llones de euros de los 20.000 mi­llones pri­meros apro­ba­dos.

El Gobierno ha pasado de una guerra de cifras con el sector financiero a plegarse a las demandas de la banca de que se aprobara una segunda línea de créditos ICO ante la gran demanda que habían detectado de las mismas por parte de autónomos, pymes y empresas impactadas por la crisis sanitaria.

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se ha guardado el anuncio para su discurso ante el pleno del Congreso de los Diputados en el que se refrendará la segunda prórroga el estado de alarma hasta el 26 de abril. "Quiero anunciarles que en el próximo Consejo de Ministros pondremos en marcha la segunda línea de financiación del ICO, de 20.000 millones de euros", ha dicho Sánchez.

Este anuncio se produce después de que la ministra de Economía, Nadia Calviño, afirmara que hasta el mediodía del miércoles, 8 de abril, tan sólo se habían recibido 31.000 solicitudes de estos créditos avalados por el Estado por un importe de 2.747 millones de euros, de los que el grueso (2.500 millones) han sido para pymes y autónomos.

Esta guerra de cifras entre el Gobierno y el sector financiero podría justificarse en que los trámites entre la concesión por parte de los bancos y el registro en el Instituto de Crédito Oficial (ICO) tienen un ritmo muy distinto. La propia portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reconocía a preguntas de capitalmadrid.com que aún no tenían todos los datos el pasado martes.

Desde el sector financiero se ha reclamado la reactivación de una segunda línea desde que se iniciara la comercialización del primer tramo el lunes 6 de abril y que, en esta ocasión, se liberara una cantidad superior a los 20.000 millones de euros, que en un principio se destinaban al 50% entre pymes y autónomos y aquellas empresas con mayor tamaño.

Con prudencia

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ya dejó abierta, el pasado martes tras la reunión del Consejo de Ministros ordinario, la posibilidad de que el segundo tramo de la línea ICO se destinara en casi su totalidad a pymes y autónomos, ya que son los segmentos empresariales con menos músculo financiero y mayores dificultades en la actual situación.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha precisado en su anuncio sobre el segundo tramo si de los nuevos 20.000 millones se reservará un porcentaje superior al 50% para las pymes y autónomos.

La puesta en marcha de la línea de financiación del ICO no ha estado exenta de polémica, ya que algunas de las 86 entidades bancarias que se han adherido a las mismas habían vinculado la concesión de dichos créditos a la contratación de algunos productos, como seguros.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya advertía de la apertura de una investigación al respecto de esas prácticas desleales, después de que el Banco de España hubiera exigido el cumplimiento de la legalidad a la que se han comprometido desde las patronales del sector bancario (AEB y CECA).

Artículos relacionados