El BdE ve­lará por las buenas prác­ticas tras el com­pro­miso de la mo­ra­toria hi­po­te­caria

El Gobierno da un toque al BdE y la banca para que se esmeren con las líneas ICO

AEB y CECA ofrecen di­ferir el pago del prin­cipal a los afec­tados por el Covid-19

Creditos Hipotecarios
Creditos Hipotecarios

El con­junto de la banca, bajo la vi­gi­lancia es­tricta del Banco de España, ya se ha com­pro­me­tido a no vin­cular cual­quier otro pro­ducto con las lí­neas de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para em­presas y au­tó­nomos afec­tados por la pan­demia sa­ni­ta­ria. Además, las en­ti­dades ad­he­ridas a AEB y CECA asumen un com­pro­miso más allá de la mo­ra­toria hi­po­te­caria y ofrecen a los clientes afec­tados un apla­za­miento para amor­tizar el prin­cipal en hi­po­tecas y cré­ditos al con­sumo.

La banca española y su propio supervisor más directo, el Banco de España, se han ofrecido como parte de la solución a la actual crisis derivada de la pandemia sanitaria, pero han adoptado todas las medidas asépticas necesarias para que su contribución (y su ya débil reputación) no se vea salpicada por nuevos escándalos de comercialización.

Todas las entidades, desde los bancos a las antiguas cajas de ahorros y las cooperativas de crédito, se han comprometido a "no vincular los créditos ICO a cualquier otro producto bancario", como se había informado en algunos medios al respecto en este sentido.

Esas líneas de liquidez adoptadas por el Gobierno como medidas urgentes ante la actual pandemia, se han puesto ya en marcha con un paquete inicial de 10.000 millones de euros para las empresas y los autónomos afectados por la crisis sanitaria. El compromiso del sector es que no sea necesaria la contratación, por ejemplo, de algún tipo de seguro vinculado.

El Banco de España se ha puesto en el papel de vigía y ha avisado que revisará el cumplimiento de la normativa y las "buenas prácticas bancarias" en la comercialización de esos avales. Para ello, y en colaboración "estrecha" con el ICO, verificará los protocolos y procedimientos internos de las respectivas entidades para que se cumpla con la normativa obligatoria.

Estos 10.000 millones de euros iniciales forman parte de una partida en torno a los 100.000 millones que contarán con un aval oficial del 80% del crédito para aquellos destinados a pymes y autónomos, mientras que ese porcentaje se reduce hasta un 60% o 50% en el caso de las empresas de mayor tamaño.

Pasos adicionales

La mayoría de los máximos responsables de la banca española han mostrado en los últimos días, durante las respectivas juntas de accionistas tan atípicas en esta ocasión, el respaldo a todas las medidas adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para facilitar las líneas de liquidez tanto al tejido empresarial como a aquellas personas más afectadas por el coronavirus y que pudieran sufrir problemas para afrontar sus préstamos.

Al margen de la moratoria hipotecaria ya aprobada, las entidades miembros de la Asociación Española de Banca (AEB) y de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) han anunciado el aplazamiento de hasta doce meses en la amortización del capital para aquellas personas afectadas con una hipoteca sobre primera vivienda.

Además, el compromiso se extiende a que se pueda diferir el pago del principal en contratos con préstamos personales ligados al consumo para un periodo de hasta seis meses. Es decir, los clientes sólo pagarán los intereses correspondientes a esos préstamos, lo que reducirá el pago que tenían que afrontar hasta ahora.

Según el comunicado conjunto de CECA y AEB, esta medida "es voluntariamente asumida por cada entidad, sin perjuicio de otras medidas de apoyo para el mismo fin que cada una pueda ofrecer a sus clientes".

Artículos relacionados