WiZink se pone a la ca­beza del mo­vi­miento tras la sen­tencia de las 'revolving'

Abril escenifica una guerra de depósitos y cuentas inesperada

Bankinter hace una de­mos­tra­ción de fuerza man­te­niendo su cuenta nó­mina al 5%.

wiZink
wiZink

En el mo­mento más ines­pe­rado, cuando suenan las trom­petas del apo­ca­lipsis de la mano de un Covid-19 que azota como hace dos meses no ha­bría pre­visto ni el más pe­si­mista de los ob­ser­va­do­res, un pe­queño de grupo de bancos ha coin­ci­dido en el tiempo para dar una ale­gría a los miles de in­ver­sores que buscan un re­fugio de alta se­gu­ridad para su di­nero. Contra todo pro­nós­tico, en España ha cre­cido ex­po­nen­cial­mente el nú­mero de de­pó­sitos de alta ren­ta­bii­li­dad.

Alta rentabilidad al menos en comparación con las medias de mercado de depósitos y cuentas, que no permiten ni de lejos mantener el poder adquisitivo. Los últimos datos del Banco de España invitan a la frustración: los depósitos hasta un año y entre 12 y 24 meses ofrecen unos desoladores 0,02% y 0,07% respectivamnete y, por encima de los dos años, no van más allá de un 0,27% que en esos plazos no aceptaría ni el más conservador de los ahorradores españoles.

Pero otra cosa bien distinta son los casos particulares, porque hay quien ha decidido tirar la casa por la ventana justo cuando más fuerte arrecia el viento con tipos de interés estratosféricos incluso en comparación con quienes todavía ofrecen condiciones mucho mejores que la media. A la cabeza de la miniguerra que está escenificando abril se pone WiZink, que además ha decidido disparar en todas las direcciones posibles tras el mal trago de la sentencia de las tarjetas 'revolving'.

En un sólo movimiento, ha elevado la rentabilidad de sus depósitos a plazos entre los 18 y los 36 meses hasta una franja situada entre el 1,10% y el 1,30% TAE. Ningún otro banco bajo el paraguas del fondo de garantía de depósitos español llega tan alto en estos períodos, con el añadido de que se pueden destinar hasta 250.000 euros a estos productos, lo que dispara el atractivo de la oferta. Además, también ha elevado la remuneración de su cuenta desde el 0,10% hasta el 0,50%.

Por lo tanto, WiZink rompe la baraja entre la banca nacional en un momento delicado, después de la sentencia del Tribunal Supremo que declaraba como "usura" los tipos aplicados por determinadas entidades a las tarjetas 'revolving'. Ningún otro banco español ha sido tan afectado como WiZink, un auténtico especialista en este tipo de productos que se ha visto obligado a reducir el tipo de interés de sus tarjetas, que superaba holgadamente el 20%.

Al margen de los tipos superiores a la media que ofrece algún banco en un plazo muy concreto, la única entidad con una oferta integral en ahorro tan competitiva como Wizink es la italiana BFF, la antigua Banca Farmafactoring. En este principio del mes de abril también ha subido la rentabilidad de sus depósitos a corto plazo. Sin hacer ruido amparada en su tamaño pequeño, esta entidad que también apuesta fuerte por los depósitos para empresas sigue ganando presencia y prestigio en el mercado español de productos de ahorro.

Pero los expertos creen que la batalla iniciada en abril no tendrá demasiada continuidad en el tiempo. "Puede haber alguna entidad con necesidades puntuales de liquidez que lance alguna promoción concreta, pero no se puede esperar que el movimiento se generalice. Con los tipos de interés actuales el margen de las entidades es mínimo, casi inexistente. Los depósitos y cuentas van a seguir bajo mínimos mucho tiempo", señalan fuentes del sector.

En este sentido, ofertas tan sugerentes como el 5% que Bankinter lleva varios años ofreciendo para dinero nuevo no son seguidas por la competencia, que rehusa entrar en un batalla que podría dañar sus márgenes. Bankinter acaba de hacer una demostración de fuerza prorrogando hasta final de año las condiciones de un producto que ha convertido en en todo un clásico en el mercado del ahorro español. Nadie se atreve a seguirle el ritmo.

Artículos relacionados