LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa espera un respiro

Marzo ha sido el peor mes de la his­toria en las bolsas es­pañolas con una caída del 22,2%. Una caída a plomo que ha de­jado to­cados a mu­chos pe­queños in­ver­so­res. No obs­tante, los ex­pertos creen que ya se ha­bría to­cado fondo y que ahora vienen tiempos de una cierta con­so­li­da­ción, con al­gunos vai­venes en fun­ción de las no­ti­cias del co­ro­na­vi­rus. Una es­ta­bi­li­za­ción que em­pieza a re­fle­jarse en las úl­timas se­sio­nes.

Pese a que el Ibex 35 cerró la semana pasada con una caída del 2,9% para quedar en los 6.581 puntos, todavía muy lejos de los 7.000 puntos que ahora sería el primer objetivo en recuperar, lo cierto es que ya se empiezan a observar una cierta sobreventa

.

Incluso los desastrosos datos de empleo, por esperados, han pasado a un segundo plano con Europa y Estados Unidos asoladas por el coronavirus. En estos días se ha conocido que el número de contagiados ha superado el millón de personas en el mundo, una cifra muy redonda pero que probablemente se encuentra por desgracia muy lejos de la cruda realidad.

En estas condiciones, los analistas solo pueden aconsejar ponerse el casco y aguantar como sea posible. Para muchos, aquellos que habían apostado por la liquidez a principios de año, pese a los avances del mercado, están encontrando ahora un filón, pudiendo elegir entre un sinfín de empresas, con buenos fundamentales y en sectores muy interesantes, que cotizan a precio de derribo.

A partir de ahí solo queda comprobar cómo se producirá la recuperación cuando la crisis vírica se supere. Por ahora, entre los analistas va creciendo el temor al posible riesgo de una larga depresión, especialmente en Europa que ha vuelto a dar muestras de que no todos tiran en la misma dirección.

Calendario semanal de Bolsa

Las actas de la última reunión de la Reserva Federal centrarán buena parte de la atención de los mercados financieros internacionales a lo largo de los próximos días. Aunque los cierto es que los indicadores económicos quedan ya supeditados a las noticias respecto a la evolución de la pandemia mundial.

Este lunes será festivo en China y además habrá pocos datos relevantes, entre los que se encuentras los pedidos a fábrica en Alemania y cifras de confianza consumidora en España y la Zona Euro.

El martes, con la vista puesta en el Eurogrupo, apenas destaca la producción en Alemania y el dato de creación de nóminas JOLT en Estados Unidos, que además de ser un indicador de segunda fila ya se da por descontado que será malo.

Tampoco habrá citas de importancia en la agenda financiera internacional del miércoles, tan solo la publicación de las actas de la Reserva Federal, de la que tampoco se espera mucho tras las recientes medidas de flexibilización de la política monetaria para contener el desplome económico.

En la sesión del jueves, la última bursátil de la semana, los inversores tendrán algunos frentes más abiertos, como los datos de balanza comercial en Alemania, el PIB y la producción industrial en el Reino Unido, además de los datos de producción industrial y la confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan.

El viernes será festivo por la celebración de la Semana Santa.

Artículos relacionados