BBVA, al margen de las pro­vi­sio­nes, pierde 1.792 mi­llones por el ajuste en EEUU

CaixaBank renuncia a un 83,2% de su beneficio tras provisionar 400 millones

Sabadell ajusta su be­ne­ficio a 94 mi­llones tras cu­brirse con 213 mi­llones ante el virus

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, CaixaBank.
Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, CaixaBank.

Las pro­vi­siones de los grandes bancos para afrontar la crisis sa­ni­taria del co­ro­na­virus se han con­ver­tido en el ele­mento clave de los re­sul­tados de los tres pri­meros meses del año. Caixabank, BBVA y Sabadell suman en con­junto 2.046 mi­llones en pro­vi­siones con sus re­sul­tados co­no­cidos este vier­nes. Junto a los del Santander, Bankia y Bankinter el monto total roza los 3.900 mi­llo­nes. BBVA es el único con pér­didas mi­llo­na­rias, por el ajuste del fondo de co­mercio en Estados Unidos.

Los tres últimos bancos del Ibex han seguido la tendencia que ha marcado a los otros tres competidores, con grandes provisiones para hacer frente a la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas. En total, los grandes bancos han provisionado 3.878 millones al cierre del primer trimestre, una cifra provisional que se incrementará en trimestres posteriores.

CaixaBank ha provisionado 400 millones, lo que supone que su beneficio se haya situado en los 90 millones de euros, un 84% menos en la comparativa anual. Los ingresos del negocio principal se sitúan en 2.045 millones de euros, casi un 1% más en la comparativa, aunque hasta febrero el crecimiento era del 3,7%.

En cuanto a los créditos ICO, el grupo presidido por Jordi Gual y gestionado por Gonzalo Gortázar ha gestionado hasta este momento 128.700 solicitudes por un importe total de 11.140 millones de euros. Según apuntan desde CaixaBank, esa cifra está "muy por encima del cupo asignado" y ya ha abonado 3.700 millones de esas peticiones.

Además, CaixaBank ha recibido solicitudes de moratoria de 147.000 clientes. Hasta el momento ha gestionado 220.000, de las que 95.000 son hipotecarias y 125.000 de consumo, que afectan a una cartera de 8.500 millones de euros.

Banco Sabadell ha reducido un 63,7% su beneficio, hasta los 94 millones, al haber destinado a provisiones 213 millones de euros. Sin este efecto, el beneficio habría sido de 245 millones, un 5,1% inferior al del primer trimestre del pasado ejercicio. Los ingresos del negocio bancario se mantienen planos por los tipos negativos.

El grupo presidido por José Oliu ha completado el primer tramo de crédito con garantía ICO por 2.125 millones de euros. El volumen de operaciones en curso alcanza los 7.887 millones en euros. El consejero delegado del Sabadell, Jaime Guardiola, será el encargado de ofrecer más explicaciones de sus resultados a primera hora de la tarde.

Números rojos

El BBVA se ha convertido en el único de los grandes bancos que ha incurrido en pérdidas al cierre del primer trimestre. Aunque su beneficio recurrente ha alcanzado los 1.258 millones de euros, un 6,4% más en la comparativa interanual, el grupo presidido por Carlos Torres ha provisionado 1.433 millones de euros por la crisis sanitaria.

De esta manera, el beneficio habría sido tan sólo de 292 millones de euros, pero el BBVA también ha tenido que restar los 2.084 millones del coste por el ajuste del fondo de comercio en Estados Unidos. De esta manera, el resultado final arroja unas pérdidas de 1.792 millones de euros.

Entre los datos aportados, destaca que España (19,9%) se queda por detrás de Turquía (20,8%) en su contribución al margen neto. México es la unidad geográfica con mayor peso, un 36,3%, hasta los 1.330 millones. Carlos Torres presentará, por primera vez desde que es presidente y algo inusual en el BBVA, los resultados de este primer trimestre junto a su consejero delegado, Onur Genç.

Artículos relacionados