La caída a plomo de los gastos ca­ta­pulta las im­po­si­ciones a la vista y otros ac­tivos

El coronavirus fuerza el ahorro de familias y empresas

Los de­pó­sitos en bancos se in­cre­men­taron en 20.000 mi­llones du­rante el mes de marzo

Sucursales bancos y cajas
Sucursales bancos y cajas

Los efectos de la crisis del co­ro­na­virus no han sido ad­versos en todos los ca­sos. La pan­demia ha em­pu­jado el ahorro de em­presas y fa­mi­lias tras el cierre de la eco­no­mía. Los de­pó­sitos de los ho­gares se han in­cre­men­tado en un 5,3% en el úl­timo año gra­cias al fuerte tirón en las im­po­si­ciones de los clientes du­rante el mes de marzo. El em­pujón del mes pa­sado ha per­mi­tido a las em­presas in­cre­mentar sus de­pó­sitos en un 1,3% en tasa in­ter­anual, según datos del Banco de España. Los cre­ci­mientos sólo del mes de marzo re­sultan mucho más es­pec­ta­cu­la­res.

La decisión de gran parte de las empresas del sector servicios de enviar a sus empleados a trabajar desde sus casas ha generado unos efectos contundentes, tanto en la economía como en las finanzas de empresas y familias. El posterior establecimiento del estado de alarma, que ha confinado a la población en sus hogares, ha hecho caer a plomo el consumo de ambos colectivos, lo que se ha traducido en un fuerte incremento de los depósitos durante el mes de marzo.

El mes pasado, las imposiciones de clientes particulares en bancos se incrementaron en 10.000 millones de euros, respecto al mes anterior, lo que supone un incremento del 1,17% (un 14% anualizado). El efecto del coronavirus en el crecimiento de los depósitos es más que evidente si se considera que el crecimiento de marzo del año pasado, que sólo alcanzó los 6.100 millones de euros. El avance interanual no refleja la distorsión de la pandemia, al anotar un alza del 5,3%. El saldo se sitúa en los 861.500 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que, a excepción de los autónomos, los gastos de los trabajadores han caído a plomo con el confinamiento. El comercio online se ha disparado en un 74% según la consultora Nielsen, pero el gasto en conceptos como gasolina, restauración, espectáculos o comercios se ha reducido a cero. Sin poder salir de casa sólo queda el recurso a las compras online.

Y mientras los gastos han caído a plomo sin poder salir de casa, las cuentas corrientes (depósitos a la vista) y cuentas nómina (donde se ingresa la paga mensual) han registrado los mismos ingresos mensuales. Salvo en el caso de los autónomos, que dependerán de sus clientes o del plan de apoyo del Gobierno, aunque este lleva aparejado un retraso en su materialización.

Los depósitos de las empresas se incrementaron fuertemente durante el mes de marzo, al registrar un incremento de 10.600 millones de euros. Crecieron nada menos que un 4,38% en marzo respecto a febrero, lo que supone más de un 52% en términos anualizados. En el mes de marzo del año pasado hubo un avance pero de sólo 5.500 millones de euros. El saldo se encuentra en los 262.100 millones de euros.

La situación de confinamiento producido por el virus del coronavirus ha tenido un efecto de ahorro en todos los colectivos residentes en España, entre los que se incluyen las administraciones públicas, los fondos de inversión, los de pensiones y los de titulización. Estos residentes incrementaron sus depósitos en 17.100 millones de euros en marzo, el 1,21% en un solo mes.

Artículos relacionados