BANCA

Santander cancela finalmente dividendos 2019-2020 por la crisis del coronavirus

Informa a la CNMV, en la vís­pera de la junta, de la can­ce­la­ción del pago del com­ple­men­tario

Ana Botin, Banco Santander
Ana Botin, Banco Santander

El con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción de Banco Santander ha de­ci­dido can­celar el pago del di­vi­dendo com­ple­men­tario de 2019 y la po­lí­tica de di­vi­dendos para 2020, pos­po­niendo cual­quier de­ci­sión re­la­tiva a la re­tri­bu­ción al ac­cio­nista en el pre­sente ejer­cicio por la crisis del co­ro­na­virus y en línea con las re­cientes re­co­men­da­ciones del Banco Central Europeo (BCE).

Así lo ha informado en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), un día antes de la celebración de su junta general ordinaria de accionistas, en la que estaba prevista la aprobación de la distribución del resultado de 2019, un punto que ha sido retirado del orden del día.

De esta manera, se cancela el reparto en mayo del segundo dividendo de 2019, de 0,13 euros por acción. La nueva propuesta se someterá a la aprobación de una junta general del banco que previsiblemente se celebrará en el mes de octubre y se destinará a incrementar la reserva voluntaria, sin perjuicio de que la situación pueda ser reevaluada cuando desaparezca la incertidumbre causada por la crisis del Covid-19.

Por otro lado, se revisará la política de dividendos del banco, incluyendo la aplicación de resultados de 2020, de manera que el consejo no propondrá la distribución de dividendos a los accionistas hasta que se clarifiquen los efectos que causa el coronavirus y se conozca los resultados del ejercicio 2020.

Santander ya comunicó el pasado 23 de marzo su intención de cancelar el dividendo a cuenta del ejercicio 2020 y posponer cualquier decisión sobre el reparto de dividendos del presente ejercicio hasta que hubiese "mayor visibilidad sobre el potencial impacto de la crisis".

Además, pone de manifiesto la recomendación del BCE a toda la banca europea de preservar capital cancelando el reparto de dividendos con cargo a los resultados de los ejercicios 2019 y 2020, con los mismos objetivos con los que el banco tomó la decisión anteriormente indicada.

Éstos eran dotar al banco de la mayor flexibilidad posible para poder aumentar el crédito y apoyar las necesidades de empresas y particulares afectadas por la pandemia del coronavirus, pero subrayando a la vez que Santander cumplía "holgadamente" los requisitos de capital para mantener la política de dividendo.

Por su parte, el BCE contemplaba explícitamente que aquellas entidades que habían convocado ya su junta general de accionistas, como es el caso del banco, debían cambiar su propuesta de dividendos para cumplir con la recomendación.

Santander también ha recordado que el pasado 31 de marzo el Gobierno aprobó el real decreto ley 11/2020, que expresamente habilitaba a retirar la propuesta de aplicación del resultado de las juntas generales de accionistas ya convocadas.

Tomando en cuenta todo lo anterior, el consejo de administración de Banco Santander ha decidido cancelar el pago del dividendo complementario de 2019 y la política de dividendo para 2020.

Además, Santander ha remitido el escrito del auditor de cuentas del grupo, PwC, confirmando que no habría modificado su opinión de auditoría si hubiera conocido la decisión del consejo de administración en el momento de la firma de sus informes de auditoría, un informe requerido por el real decreto del martes.

Artículos relacionados