BOLSA

Izertis, al margen de la crisis

A punto de cum­plirse sus pri­meros seis meses desde su pro­me­tedor debut en el MAB, Izertis pre­senta un po­si­tivo ba­lance, ajeno a la crisis pro­vo­cada por el co­ro­na­vi­rus. La con­sul­tora tec­no­ló­gica ha pre­sen­tado re­cien­te­mente sus re­sul­tados co­rres­pon­dientes a 2019 con una caída del be­ne­ficio del 55%, hasta poco más de 251.000 eu­ros, pero con muy buenas sen­sa­cio­nes.

La compañía asegura que sus cuentas siguen en línea con su plan estratégico como lo demuestra el aumento del 26% registrado en la facturación y el crecimiento del 38,5% del Ebitda. Pese a ser un año complicado al abordar la salida al mercado, el grupo ha sido capaz de mantenerse en línea con la tasa de crecimiento del 20% registrada durante el último cuarto de siglo, prácticamente.

Una fortaleza basada en su estrategia de crecimiento basada en operaciones inorgánicas, pero que afectan al resultado de las cuentas. Contablemente, las adquisiciones generan un fondo de comercio y ese fondo de comercio se amortiza. El resultado final de esas fuertes amortizaciones por las compras reduce el resultado neto. De no tener en cuenta dichas amortizaciones en el fondo de comercio, el crecimiento del resultado neto estaría en línea con el crecimiento del Ebitda o de los ingresos.

Todo ello responde a una política de adquisiciones e inversiones cuyo objetivo es una maximización fiscal, pues permiten no tributar. En este sentido para Izertis es mucho más relevante el aumento casi por diez en la generación de caja fruto precisamente de que esas amortizaciones no consumen caja.

La consultora tecnológica asegura además que sigue centrada también en su desarrollo orgánico. Ambos puntales le permiten mantener sus previsiones de crecimiento de entre el 15% y el 20% para este año. El primer trimestre ha estado en línea con lo previsto sin incidencias negativas, pero el entorno actual es muy complicado y, aunque el sector tecnológico no parece que vaya a verse muy penalizado, resulta complejo anticipar cualquier tipo de estimación de impacto por el coronavirus.

De momento, Izertis ha más que duplicado su capitalización en Bolsa desde su debut y ahora busca asentarse en torno a los 4,2 euros por acción tras acumular una subida en el año del 5%. Si se cumplen las previsiones de una mayor demanda tecnológica por parte de las empresas después del coronavirus, los analistas no descartan ver al valor volviendo a marcar nuevos máximos en un horizonte temporal cercano sobre los 4,5 euros.

Artículos relacionados