Su con­se­jera de­le­gada con­si­dera "una te­me­ri­dad" hacer pre­vi­siones en este mo­mento

Bankinter no llegará a cumplir el primer tramo de las línea ICO hasta finales de abril

A cierre de marzo tan sólo ha­bían ha­bi­li­tado 40 de los 100 mi­llones anun­ciados

Guerrero y Dancausa en la junta de accionistas.
Guerrero y Dancausa en la junta de accionistas.

Los res­pon­sa­bles de Bankinter prevén cum­plir con el primer tramo de las lí­neas ICO que les co­rres­ponde a fi­nales de mes, des­pués de que tan sólo hu­bieran ha­bi­li­tado menos de la mitad al cierre de marzo. Su con­se­jera de­le­gada, María Dolores Dancausa, evita hacer pre­vi­siones por el mo­mento y des­pués de que el be­ne­ficio del primer tri­mestre haya caído un 10% al haber du­pli­cado las pro­vi­siones por la crisis sa­ni­ta­ria.

Mientras que algunos competidores demandan al Gobierno nuevos tramos de los créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), Bankinter aún no ha cumplido con su parte del primer tramo, algo que se conseguirá a finales de abril según su director financiero, Jacobo Díaz.

La mayor actividad comercial durante este mes de abril, según este directivo, se centra ahora en esos productos ICO destinados a empresas, pymes y autónomos. Al cierre de marzo, Bankinter tan sólo había habilitado 40 millones de euros de los 100 millones previstos. "Hay que ir cubriendo etapas", ha indicado el director financiero durante la presentación de los resultados del primer trimestre.

Dichas cuentas se han visto impactadas al duplicar las provisiones hasta los 107,3 millones de euros como consecuencia de la crisis sanitaria, lo que ha reducido el beneficio del grupo en un 10% hasta los 130 millones de euros. El beneficio neto del negocio bancario, sin la aportación de Línea Directa Aseguradora (LDA), ha caído un 17,4% hasta 101 millones de euros.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha reconocido que todas las previsiones y algunos proyectos "han quedado bruscamente truncados" como consecuencia de la pandemia y la declaración por parte del Gobierno del estado de alarma. "Es una temeridad hacer previsiones, porque aún no se sabe nada", ha puntualizado Dancausa.

Por el momento, Bankinter ha logrado una mejora de su ratio de morosidad hasta el 2,58% al cierre del primer trimestre, pero tanto la consejera delegada como el director financiero del banco prevén que la mora pueda repuntar aunque sin que se llegue a los niveles máximos que la banca española contabilizó en 2013 durante la anterior crisis.

Dique de contención

La consejera delegada de Bankinter se ha mostrado indulgente con la gestión de esta crisis por parte del Gobierno y ha hecho "votos" porque tome las medidas más acertadas. Dancausa considera que la banca es en el actual panorama "un dique de contención" y que su actividad es un servicio esencial para afrontar el complejo horizonte macroeconómico.

El banco ha reducido la actividad de su red, con un 49% de sus oficinas cerradas en España, y su consejera delegada ha reiterado, como ya hiciera hace un mes durante la junta de accionistas, que descartan acometer un ajuste de plantilla y que ya están preparados para "la desescalada" cuando se produzca el momento oportuno.

Eso sí, ha reconocido que la crisis sanitaria ha supuesto "cambios profundos en las formas de trabajar" y que la digitalización ha ganado un protagonismo aún mayor en estos momentos en los que se han limitado los movimientos de los ciudadanos.

Artículos relacionados