BOLSA

Codere, apuesta online

El im­pacto de la pan­demia en la eco­nomía global ha puesto en serio pe­ligro la per­vi­vencia de mu­chas em­presas co­ti­za­das. En el mer­cado es­pañol una de ellas es Codere. El grupo de juegos de azar se ha visto obli­gado a ce­rrar prác­ti­ca­mente la to­ta­lidad de sus salas en todo el mundo por el con­fi­na­miento.

Medida que ha traído consigo la aplicación de un amplio ERTE que afecta a buena parte de la plantilla.

Desde el punto de vista financiero, los analistas temen un rápido debilitamiento de sus flujos de efectivo y de liquidez con el riesgo adicional multiplicado con los vencimientos de deuda en 2021 a la vuelta de la esquina.

Como consecuencia de esta grave situación, las principales agencias internacionales de medición de riesgos ya optaron en el mes de marzo por recortar de forma drástica la calificación de Codere.

La primera en tomar esta decisión fue Standard and Poor´s que tras rebajar su calificación a B- el pasado mes de octubre debido al deterioro de su calidad crediticia ha vuelto a apretar las cuerdas para rebajar su rating a CCC+. La firma considera que, en la actual situación de crisis, tendrá serias dificultades para refinanciar su deuda y más teniendo en cuenta un previsible impacto adicional de 25 millones de euros en el resultado bruto de explotación. Una grave situación que seguirá engordando conforme se prolongue el confinamiento en las áreas donde está presente.

Por la misma razón, Moody´s recortó unos días después la calificación de la deuda de la casa de apuesta de B3 a Caa1, con perspectiva estable tras el ajuste.

Pese a todo, Codere insiste en que el plan de contingencia puesto en marcha y su posición de liquidez actual le permite estar preparada para hacer frente a un período de interrupciones en su actividad de negocio para después, una vez pueda ir reabriendo sus salas, ir normalizando pagos y operaciones. Recuerda además que mantiene completamente operativa su actividad online en la mayoría de las zonas donde opera.

Esta actividad online sirve al menos para apaciguar los nervios de sus accionistas en este mes de abril, lo que ha llevado su cotización a experimentar un tímido rebote del 6% mensual tras encontrar soporte sobre la zona peligrosa del euro por acción.

Artículos relacionados