Monitor de Innovación

Utiliza una am­plia por­ción del es­pectro y ofrecen fun­cio­na­li­dades su­pe­riores al Bluetooth o el GPS

UWB, el sistema llamado a revolucionar la seguridad antirrobo de los coches

Los chips in­ternos del vehículo se co­mu­nican entre ellos en banda ul­tra­ancha y cal­culan la po­si­ción del pro­pie­tario

Seguros de autos.
Seguros de autos.

Al igual que su­cede con las tar­jetas de cré­dito, los sis­temas de blo­queo mo­dernos para vehículos cum­plen su fun­ción de forma más rá­pida y có­moda, pero tam­bién dejan la­gunas en lo que res­pecta a la se­gu­ri­dad. Por eso, una de las grandes com­pañías de la in­dus­tria mo­tora está desa­rro­llando un avan­zado sis­tema para ce­rrar 'a cal y canto' nues­tros co­ches y frus­trar cual­quier in­tento de robo.

Hasta ahora, los sistemas de llave inalámbrica Bluetooth sólo eran capaces de medir la intensidad de la señal de ésta: cuanto mayor sea, más próximo se encuentra el dueño del coche. Uno de los ardides más extendidos entre los ladrones consistía en transmitir esa señal para poder hacerse con el vehículo.

Chips que 'se hablan'

Volkswagen ha apostado por la tecnología Ultra Wide Band (UWB) para cubrir esas lagunas. El UWB es un sistema de conexión entre los chips internos del automóvil -en las puertas y el maletero-, que se comunican entre sí y otros útiles (como la llave del coche). De este modo, determinan la posición exacta del propietario a partir del lapso medido cuando se envían las señales, haciendo imposible que un delincuente intercepte la transmisión para robar el vehículo.

El UWB o banda ultraancha utiliza una gran porción del espectro de radio para conseguir una gran precisión en las tareas de localización exterior e interior. El sistema es capaz de calcular el tiempo tanto de emisión como de recepción, aumentando la fiabilidad anti-robo y dejando atrás las prestaciones de otras tecnologías inalámbricas como el Wifi, el Bluetooth o el GPS.

La precisión con la que se realizan las tareas de posicionamiento se mide en centímetros, y son realizadas en cualquier momento, verificando que es el propietario real quien se aproxima al coche. El usuario también gana en comodidad: la 'inteligencia' del sistema es tal que es capaz de desbloquear las puertas individualmente según el lado por el que el usuario se acerca.

El UWB tiene otras muchas aplicaciones dentro del coche, como por ejemplo las orientadas a la seguridad vial: cálculo de la mejor posición posible del asiento para niños, aparcamiento automatizado, acoplamiento de remolques, etc.

Artículos relacionados