Reclaman una mo­di­fi­ca­ción ur­gente del di­seño de subastas y el ca­len­dario

El sector eólico teme recortes en la inversión y que se paralicen muchos proyectos de renovables

Presentan seis me­didas de choque al Gobierno para evitar la des­truc­ción de em­pleo

Eficiencia energetica
Eficiencia energetica

Las eléc­tricas y el sector eó­lico temen que los re­cortes de in­ver­sión que el Gobierno se verá obli­gado a aplicar por la crisis del co­ro­na­virus puedan afectar al plan de ener­gías re­no­va­bles fi­jado para 2030. La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha ela­bo­rado un plan de 12 me­didas para el re­lan­za­miento eco­nó­mico en España y atraer la apor­ta­ción de ca­pital pri­vado a los pro­yec­tos. Seis de esas me­didas son ca­ta­lo­gadas de “choque” en un in­tento de evitar la des­truc­ción de em­pleo.

La energía eólica aporta el 0,35% del Producto Interior Bruto (PIB) y da empleo a 25.000 personas en las 227 fábricas que hay en el país. Por ese motivo, considera que el Ejecutivo de Pedro Sánchez debe “apostar” por el sector como una de las palancas para reactivar la economía a corto y evitar que la crisis afecte a su desarrollo.

En 2018, el sector eólico aportó 3.584 millones de euros al PIB y ha tenido un efecto reductor en los precios del mercado mayorista de electricidad. Así, en el periodo 2012-2018, el ahorro alcanzado superó los 23.500 millones de euros.

“Es importante activar de forma decidida los mecanismos necesarios para que el cumplimiento del PNIEC sea una realidad. Tanto el New Green Deal, como su desarrollo en España a través del PNIEC, constituyen en sí dos grandes proyectos ideales de relanzamiento económico. Son justamente las acciones que hay que potenciar en estos momentos y activarlos lo antes posible”, señala el CEO de la AEE, Juan Virgilio Márquez.

Asimismo, subraya que la instalación de los 2.200 MW eólicos de media anual que contempla el PNIEC y que el Gobierno envió a Bruselas en todo el territorio nacional garantizará una demanda en toda la cadena de valor del sector eólico, favoreciendo la estabilidad y el crecimiento del empleo.

Solo en el sector eólico industrial, más de 8.000 trabajadores en más de 225 centros de fabricación tendrían asegurada carga de trabajo de forma estable. Respecto a la construcción de parques eólicos, más de 10.000 empleos directos e indirectos tendrán garantizada su actividad durante el desarrollo del PNIEC.

Retomar el ritmo de la actividad

Ante la situación actual, el sector considera prioritario retomar el ritmo de la actividad manufacturera y de construcción de nuevos parque eólicos una vez vaya recuperándose la actividad económica en las fases de reactivación post-pandemia. De no ser así, temen que se produzca un retraso en la construcción de los proyectos autorizados y no se puedan cumplir los plazos aprobados.

Por otro lado, estiman que para que las medidas sean efectivas y puedan llevarse a cabo, es importante “apoyarse en la garantía de la estabilidad financiera del sistema para la atracción de la inversión”. Así como disponer de un marco normativo estable que aporte seguridad para la construcción de los proyectos planificados y ayude a detectar, prevenir, gestionar y coordinar crisis potenciales futuras.

Modificar el sistema de subastas

Dentro del paquete de medidas que la AEE ha enviado a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, proponen que se activen los mecanismos retributivos de forma que se agilicen las inversiones privadas en el corto plazo. Otro de las peticiones que hacen es una modificación “urgente” del diseño de subastas y el calendario de las mismas.

El Gobierno quiere cambiar la fórmula pero con la situación actual la normativa puede sufrir un nuevo retraso. La provisionalidad del anterior Ejecutivo impidió sacar adelante esta medida que el sector viene reclamando desde hace tiempo.

En función del precio de generación

El plan de la ministra Teresa Ribera es transformar el modelo que se aplicó en la adjudicación de los 8.000 megavatios que se realizaron en la etapa del anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2016 y 2017. El sistema sobre el que se está trabajando consiste en adjudicar los proyectos en función no del coste de la potencia de la instalación al que la empresa se compromete a construir sino del precio que ofrezca de generación.

Asimismo, el sector eólico considera prioritario que se tramite la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y se aceleren las cuestiones pendientes por resolver en los proyectos de Transición Justa en la descarbonización que den lugar al desarrollo de las energías renovables.

Uno de los impulsos normativos que está igualmente pendiente de resolver es el relativo a la Regulación de acceso y conexión eléctrica para evitar, según la AEE, las prácticas “especulativas” y, de estar forma, garantizar un uso eficiente de la red. El Gobierno anunció antes del estallido de la pandemia el compromiso de agilizar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que facilitaría el desbloqueo de las subastas de renovables y el Real Decreto de acceso y conexión a las redes eléctricas y, de momento, todo ha quedado paralizado.

La agilización de los trámites administrativos, la simplificación de los procedimientos y la reducción de plazos en los proyectos es otra de las reivindicaciones que reclama no solo la AEE sino todas las empresas eléctricas -Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y Viesgo-.

Artículos relacionados