Adelanta pe­didos a sus pro­vee­dores por valor de 3.800 mi­llones para “incentivar la ac­ti­vidad eco­nó­mica”

Iberdrola mantiene el dividendo de 0,40 euros y sube inversiones a 10.000 millones

Galán re­salta que la eléc­trica tiene li­quidez su­fi­ciente para 18 meses

Galán, en una junta sin asistencia presencial.
Galán, en una junta sin asistencia presencial.

Iberdrola ele­vará sus in­ver­siones en 2020 hasta los 10.000 mi­llones de euros pese a las cir­cuns­tan­cias ad­versas por el co­ro­na­virus y man­tendrá el di­vi­dendo de 0,40 euros por ac­ción que abo­nará este año co­rres­pon­diente al ejer­cicio 2019. La eléc­trica prevé in­cre­mentar la plan­tilla en unos 5.000 em­pleos nuevos y ha ade­lan­tado pe­didos a sus pro­vee­dores por valor de más de 3.800 mi­llones para “incentivar la ac­ti­vidad eco­nó­mica del país”, ha de­cla­rado en su dis­curso el pre­si­dente, Ignacio Sánchez Galán.

Galán ha destacado las circunstancias extraordinarias en las que la eléctrica se ha visto obligada a celebrar la junta de accionistas, de forma telemática, y por primera vez sin la asistencia de sus accionistas. El presupuesto que la compañía dedicaba al aperitivo de sus accionistas tras la junta lo utilizará a comprar material sanitario. La compañía ha destinado 25 millones de euros a la adquisición de diferentes tipos de material para ayudar a combatir la pandemia.

Urgencia a Bruselas

El máximo ejecutivo de la eléctrica ha destacado que la compañía está comprometida con el nuevo Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que el Gobierno ha elevado a Bruselas y “así lo va a apoyar”. En este sentido, ha pedido a Bruselas que “acelere su aprobación” para sí pueda poner en marcha lo antes posible.

Igualmente, ha pedido a la administración Central que se agilice el sistema de permisos eléctricos que se requieren para la ejecución de los nuevos proyectos energéticos. “Actualmente se tardan cinco años en lograr las autorizaciones pertinentes y sólo un año en ejecutar dichos proyectos. Pedimos que se trabaje más en paralelo y menos en serie”, ha subrayado.

Liquidez financiera

Galán ha asegurado que la eléctrica cuenta con liquidez financiera suficiente para cubrir 18 meses en un escenario de cierre de los mercados. Asimismo, ha señalado que esperan batir el beneficio neto logrado en 2019 de 3.406 millones de euros, un 13% más y superar los 10.000 millones de euros de beneficio bruto (Ebitda).

Respecto a las inversiones, ha comentado que se esperan llegar a los 10.000 millones de euros y superar así los 8.158 millones realizados en 2019, lo que ha permitido poner en funcionamiento 5.500 megavatios de potencia eléctrica. “Nuestra política financiera prudente nos permite no solo mantener las inversiones sino acelerarlas en el tiempo”, ha comentado.

Crear 5.000 nuevos empleos

Respecto al empleo, Galán manifestó que la compañía espera incorporar este año 5.000 nuevos puestos de trabajo, tras los 3.500 empleos creados en 2019 y superar así los 40.000 empleos en todo el mundo. Dijo igualmente que Iberdrola es la empresa del Ibex 35 con más mujeres en el consejo de administración, destacando a la vez la inexistencia de brecha salarial en todo el grupo.

Durante su intervención, reiteró el compromiso de la eléctrica a ejercer su papel como empresa tractora tan pronto pase “la actual situación que vivimos”. La contribución fiscal de la empresa ascendió en 2019 a 14.000 millones de euros, de los cuales unos 8.000 millones correspondieron a impuestos directos.

Lucha por el cambio climático

El alto responsable de la eléctrica volvió a reiterar el compromiso expresado en los grandes foros internacionales como Davos o en la pasada Cumbre del Clima, de Madrid, de la lucha por el medio ambiente y el cambio climático. “Nuestras emisiones de CO2 se sitúan en 110 gramos por kilovatio hora, tres veces menos que nuestros competidores”, y por debajo incluso de los objetivos marcados para 2030. “Vamos a alcanzar nuestro compromiso para 2050 de emisiones cero”, dijo.

El presidente ha lamentado profundamente las circunstancias en las que se ha visto obligado a celebrar la junta y “no haber podido hacerlo con ustedes los accionistas, precisamente en un año en el que hemos batido récord de beneficios”.

Al inicio de su discurso, resaltó la situación que se vive en todo el mundo por la pandemia, destacando que, desde el primer momento, la compañía tomó medidas para evitar la destrucción de empleo por parte de las empresas proveedoras de material. Señaló que el 90% de las oficinas están teletrabajando y que se ha redoblado el trabajo de redes.

“Este plan integral nos está permitiendo mantener el servicio. Todos los empleados están contribuyendo a escribir un nuevo capítulo en la empresa”. “Gracias a todos en nombre de Iberdrola, del consejo de administración y de los más de 100.000 accionistas de la compañía”, señaló. “Somos un modelo orientado a la creación de valor sostenible y nos enfrentamos a la nueva era energética”.

Artículos relacionados