BOLSA

Liberbank, a la orden del BCE

Con el fin de sal­va­guardar la so­lidez y sol­vencia del sis­tema fi­nan­ciero eu­ro­peo, el BCE ha re­co­men­dado en estos días a todas las en­ti­dades fi­nan­cieras no abonar di­vi­dendo al menos hasta el pri­mero de oc­tubre de 2020.

El objetivo es promover la actuación de los bancos como piezas clave de la recuperación de la economía, facilitando la concesión de créditos, en coordinación con las medidas promovidas por los gobiernos.

En cumplimiento de esta recomendación, Liberbank ha acordado de inmediato retirar la propuesta de aplicación de resultado correspondiente al ejercicio social cerrado el 31 de diciembre de 2019, recogida en el punto cuarto del orden del día de la convocatoria de la Junta General ordinaria de accionistas, publicada el 27 de febrero de 2020.

Debido a ello, la entidad ha decidido aplazar también la decisión sobre la propuesta de aplicación del resultado (PAR) correspondiente a dicho ejercicio a una junta posterior, quedando por tanto pendiente a la adaptación de la política de dividendos de conformidad con las recomendaciones del Banco Central Europeo.

Esta decisión, sin embargo, no conlleva un cambio significativo que pudiera dar lugar a una reformulación de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio terminado el 31 de diciembre de 2019.

Pese a todo, Liberbank asegura afrontar este escenario económico adverso desde una sólida posición de solvencia y liquidez a cierre del ejercicio 2019, con una ratio CET 1 (sin descontar dividendos anunciados) en fully-loaded del 13,12% y del 14,66% en phased-in, con un significativo margen de gestión respecto de los requerimientos supervisores del 5,16%, y una posición de activos líquidos cercana a los 6.000 millones de euros.

Aunque el ajuste del sector está siendo generalizado, Liberbank es un de las entidades del mercado español que más está sufriendo. Su cotización ha llegado a desplomarse casi un 70% desde comienzos de año, llegando a marcar mínimos históricos en 0,116 euros por acción. Poco a poco, sin embargo, se va estabilizando y parece difícil que pueda perder ese suelo una vez que España está empezando a alcanzar el pico de infectados por el coronavirus.

Artículos relacionados