BOLSA

El mercado de fusiones se paraliza por contagio

Los sec­tores de con­sumo, ocio y trans­porte serán los más per­ju­di­cados por la crisis en el mer­cado es­pañol

Banca cotizada
Banca cotizada

La pan­demia ví­rica que azota al mundo ha pro­vo­cado el fre­nazo en seco del mer­cado de fu­siones y ad­qui­si­ciones cor­po­ra­tivas en España en el úl­timos mes y me­dio, según un in­forme ela­bo­rado por la con­sul­tora BDO con datos ob­te­nidos hasta el 13 de marzo. La crisis ha pro­vo­cado ya una caída del 14% in­ter­anual entre enero y marzo de 2020.

Pero la presión no se va a quedar ahí. De acuerdo con estos datos, recogidos por la agencia de análisis Mergermarket, el mercado registrará una "gran disminución" en los próximos meses, aún imposible de cuantificar al depender de la propagación y duración del Covid-19, señala la consultora.

Los expertos de BDO estiman que los sectores de consumo, ocio y transporte serán los más perjudicados por la crisis en el mercado español. En este sentido, recuerdan que los más activos durante los últimos años han sido consumo, con un 15% del total de operaciones y salud, con un 9%.

Eso probablemente permita a las empresas de consumo aguantar mejor el tipo ante los efectos perniciosos mientras que coloca a las sociedades ligadas a la salud en una posición de clara ventaja respecto al resto.

Entre los sectores más favorecidos se encuentra también todos aquellos vinculados con el consumo doméstico, en particular el sector de alimentación enfocado a la gran distribución organizada en todos sus segmentos de la cadena de valor, apunta el informe.

Así mismo, los negocios "online" y los de telecomunicaciones, medios y tecnología serán de los que más crezcan en este mercado, por el aumento del consumo de contenidos y comunicaciones.

Factores que conviene tener muy en cuenta de cara al proceso de recuperación previsto una vez se consiga superar esta crisis. Todo ello sin olvidar todos los escenarios posibles, desde el más positivo de un rebote en V, otros dos más intermedio en forma de U o bien en W, y el más peligroso que sería una L donde habría una prolongación de la crisis por tiempo indefinido con riesgo de depresión global.

Artículos relacionados