Las en­ti­dades fi­nan­cieras se quedan más fuera aún de las car­teras tras la Semana Santa

Los inversores se refuerzan en los mejores valores del Ibex en 2020 y relegan a la banca

Valores como Cellnex, Grifols, Viscofán o Ferrovial se con­firman como los fa­vo­ritos

Cellnex.
Cellnex.

Las vuelta de las mi­ni­va­ca­ciones de Semana Santa no ha traído de­ma­siadas no­ve­dades a la bolsa es­pañola en lo que a las pre­fe­ren­cias de los in­ver­sores se re­fiere. La re­cu­pe­ra­ción de la ac­ti­vidad tras el parón pos­te­rior a las se­manas que si­guieron pri­mero al gran des­plome de los pre­cios a me­diados de marzo y a la eclo­sión del co­ro­na­virus y el con­fi­na­miento des­pués, con­firma que los me­jores va­lores de 2020 apenas tienen re­levo en el parqué y que la banca está más fuera que nunca de las car­te­ras.

Desde el martes, Cellnex, Viscofan (estos dos valores son los dos únicos que evitan las pérdidas en 2020 en el Ibex 35), Grifols, Ferrovial o Red Eléctrica se han quedo fuera de la corrección general dentro del selectivo. O han subido o ha sufrido pérdidas de poca importancia en comparación con la caída media. Por lo tanto, los inversores no han realizado beneficios, convencidos de que estas compañías aún son el mejor refugio en bolsa.

"Los gestores se están aplicando el cuento de apostar por lo que ha demostrado que funciona. Si se mira la lista de valores que está escapando de la caída después de Semana Santa se puede verificar que hay empresas de muchos sectores. No hay por lo tanto apuestas por grupos de actividad concretos, sino por valores que el mercado considera que están bien protegidos del impacto del coronavirus", señalan en un gran 'broker' nacional.

Efectivamente, en el grupo de elegidos hay empresas de telecomunicaciones, farmacéuticas, de alimentación, 'utilities o constructoras. Y también valores industriales como Cie Automotive y gestores de infraestructuras como Aena que son de los pocos en los que los inversores están apostando por un rebote tras las fuertes caídas de las últimas semanas. El único gran sector no representado es el bancario, el más castigado desde que se reaunudó la actividad el pasado martes.

Salvo Bankinter, todos los bancos del Ibex doblan esta semana la caída media del selectivo con descensos cercanos o superiores al 10%. Ningún otro sector está siendo tan castigado a pesar de que sus descensos eran los mayores con mucha diferencia antes del parón vacacional. "No hay mucho que hacer en banca a corto plazo. Salvo algún escarceo muy especulativo nadie se va a mover hasta que se ponga en marcha la temporada de resultados", señalan fuentes bursátiles.

Pero eso será en el último tramo de abril, y el mercado no espera buenas noticias en ningún frente. No es ya que sea muy probable que la banca empiece a asumir las pérdidas generadas por el coronavirus en forma de provisiones o que puede haber más malas noticias sobre los dividendos. Fundamentalmente, los inversores entienden que en un escenario de de recesión y tipos cero los ingresos de la banca no van a levantar cabeza en mucho tiempo.

Por lo tanto, la banca no va a hacer competencia a corto y medio plazo al resto de sectores y valores del mercado español que capean con más o menos éxito uno de los años de bolsa más exigentes y difíciles del siglo. A la espera de que los fondos decidan rotar sus carteras ahora en hibernación, la bolsa parece haberse petrificado después de Semana Santa. ¿Por qué tocar los valores que funcionan? De momento los gestores hacen gala del máximo conservadurismo.

Artículos relacionados