La vo­la­ti­lidad ha ba­jado mucho res­pecto a marzo, pero la ten­siones se man­tienen

La prórroga al veto a las ventas a corto divide opiniones en Bolsa

Una parte del mer­cado cree que la prohi­bi­ción ya ha sur­tido todo el efecto po­sible

Sebastián Albellá, CNMV.
Sebastián Albellá, CNMV.

Este viernes ter­mi­naba el plazo ini­cial de un mes por el que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) prohibió las ventas a corto. Fue en el arranque de la se­gunda quin­cena de marzo. El Ibex 35 venía de un des­plome sin pre­ce­dentes del 14% el 12 de marzo que dejó el mer­cado de va­lores en una si­tua­ción de in­de­fen­sión sin pre­ce­dentes desde los epi­so­dios más duros desde la crisis que em­pezó en 2008. Con estas cartas sobre la mesa, nadie cues­tionó la de­ci­sión.

En unas circunstancias excepcionales, el organismo presidido por Sebastián Albella actuó bien y a tiempo y de forma concertada con otros países europeos. Pero la medida de prorrogar otro mes más la prohibición ha levantado la primera división de opiniones en el mercado. Una parte cree que lo peor ya ha pasado y que los bajistas deberían volver a la actividad. Otra defiende que las tensiones bajistas pueden reaparecer en cualquier momento y que es mejor mantener a raya a los 'hedge fund'.

Las grandes cifras de la bolsa española indican que la volatilidad de los índices se ha reducido mucho en las cuatro últimas semanas y que, en líneas generales y al margen de episodios bajistas potentes como el de este miércoles (el Ibex perdió más de un 3%, pero tras cinco días de subida en las seis sesiones anteriores), la bolsa española y el resto de la europeas han puesto freno a la caída vertical e histórica que experimentaron a mediados del pasado mes de marzo.

De hecho, el Ibex 35 sube cerca de un 1% en abril. "Estamos hablando de un mercado más estable, que sube ligeramente en abril, y en el que los movimientos diarios de los índices y de las cotizaciones de los valores se han moderado mucho. Es verdad que apenas hay inversores finales y que el mercado tiene un componente muy especulativo, pero no parece que la vuelta a la actividad de los inversores bajistas deba ser una amenaza precisamente ahora. El veto, que estaba justificado, ha cumplido su función durante un mes. A partir de ahora es cuestionable", señalan en un gran 'broker' internacional.

Los defensores de que el veto debe acabar argumentan que los 'hedge fund' ya han deshecho muchas posiciones en valores españoles en el último mes. Y refuerzan su opinión con que ahora su operativa no sería tan dañina porque el efecto negativo del coronavirus ya no es tan potente como cuando el Covid-19 estaban en plena explosion. En definitiva, creen que el mercado debe recibir de nuevo la liquidez y profundidad que aportan los inversores bajistas.

Opinion contrariada

Pero otra parte del mercado cree que no hay ninguna razón para tener prisa y da el visto bueno a la ampliación del veto aprobada este miércoles por el supervisor. "La CNMV puede prorrogar la prohibición durante períodos de hasta tres meses, pero también es cierto que la puede levantar en cualquier momento si cree que las condiciones de mercado han cambiado. Yo sería muy prudente porque las bolsas siguen cogidas con alfileres. Las prisas no son buenas consejeras y el mantenimiento del veto supondría un importante ahorro de tensiones a corto plazo", señalan en una gestora nacional.

Buena parte de los agentes del mercado creen que conviene mantener bajo control a los inversores bajistas en la antesala ya del comienzo de la temporada de resultados, que esperan dura y cargada de malas noticias. "Anuncios como el de este miércoles de que Alemania ha rescatado a Adidas con un préstamo de emergencia de 2.400 millones de euros demuestra que quedan todavía muchos meses de tensión. Yo extremaría las precauciones", aseguran fuentes bursátiles.

Aunque no llueve a gusto de todos tras la decisión de la CNMV, incluso la mayoría de los grandes defensores de una vuelta a la actividad de los 'hedge funds' daba por hecho que se prorrogaría el veto a las posiciones cortas. La finalización de la temporada de resultados más imprevisible de los últimos años podría ser el punto de partida para el final de un veto que no tuvo discusión en su punto de partida pero que ya divide opiniones en el mercado.

Artículos relacionados