BOLSA

Acciona, un buen barco

La pa­ra­li­za­ción de toda la ac­ti­vidad que no sea crí­tica su­pone un nuevo golpe a las ex­pec­ta­tivas de mu­chas de las co­ti­zadas es­pañolas que pueden ver pe­li­grar su in­tensa labor co­mer­cial en los úl­timos meses o sus in­ver­sio­nes.

Aquellas empresas con líneas de negocios en sectores fundamentales de la economía, como es el caso de Acciona con una importante pata en energía renovables, tendrán una pequeña ventaja.

La compañía andaluza cuenta además en su diversificación geográfica un factor clave. Una deslocalización que le permitirá mantener abiertas vías tanto de ingresos como comerciales.

En este sentido, cabe destacar el reciente contrato logrado para la construcción de un proyecto eólico de 1.026 MW en Australia. De toda esta potencia, 926 MW serán en propiedad y 100MW para Cleanco, la cual a su vez comprará la producción de 400MW en los próximos 10 años, a través de un esquema PPA.

La compañía andaluza espera destinar una inversión de 1.000 millones de euros al proyecto, que será el mayor parque de Acciona y que supone incrementar su cartera en más de un 9%. Al tiempo, estudio la posibilidad de crear nuevos PPA para el resto de MW instalados, así como la incorporación de algún socio financiero al proyecto.

La construcción se iniciará, si se cumple el calendario previsto a mediados de 2021, para tener preparada su puesta en marcha en 2024. Una buena noticia para el grupo en medio de tanto desastre que le permite seguir consolidando su posición en Australia. Este importante proyecto supone además un notable impulso tanto para la cartera de activos renovables como para la cartera de construcción del grupo.

No en vano, Acciona se mantiene entre las cinco primeras empresas del Ibex 35 que mejor están aguantando el devastador efecto del coronavirus en los mercados financieros. Aunque la caída en el mes seguramente superará el 20%, el colchón que tenía y las buenas expectativas minimizan su balance negativo en el año a poco más del 6%.

Y una cuestión fundamental desde el punto de vista técnico es que no ha perdido niveles de suelo relevantes. Es decir, se mantiene sobre los mínimos de 2019, después de haber puesto a prueba la cota de los 80 euros, que ha demostrado ser extremadamente sólida. Ahora se espera una cierta estabilización por encima de los 85 euros por acción de cara a un posible rebote. Uno de los mejores barcos donde pasar la tormenta en el mercado español a la expensa de que amainen las malas noticias sobre el Covid.

Artículos relacionados