Sin em­bargo, el pro­nós­tico es "temporal" y se re­fiere al primer se­mestre de 2020 pu­diendo re­cu­pe­rarse en el se­gundo

Japón, Alemania e Italia podrían entrar en recesión por el impacto del coronavirus

Moody's re­baja hasta el 2,1% el cre­ci­miento del PIB de los países del G-20, tres dé­cimas menos

Moody´s
Moody´s

Japón, Alemania e Italia po­drían en­trar en re­ce­sión en 2020 como con­se­cuencia del im­pacto del co­ro­na­virus Covid-19 en sus eco­no­mías, según la agencia de ca­li­fi­ca­ción de riesgos Moody's. "El al­cance total de los costes eco­nó­micos no es­tará claro du­rante un tiempo. Los miedos de con­tagio afec­tarán al con­sumo y la ac­ti­vidad em­pre­sa­rial y, cuanto más tarden los ho­gares y las em­presas en re­cu­perar la ac­ti­vidad nor­mal, mayor será el im­pacto eco­nó­mi­co", ha ex­pli­cado el in­forme de la eco­no­mista y vi­ce­pre­si­denta Madhavi Bokil.

La firma ha rebajado hasta el 2,1% su pronóstico de crecimiento del PIB de los países del G-20, tres décimas menos. No obstante, el escenario base de Moody's contempla únicamente que el virus afecte al primer semestre y la actividad se recupere en la segunda mitad del año. En caso de que se produzca una expansión "prolongada" del brote vírico, el crecimiento en 2020 podría reducirse hasta el 1,4%, un punto porcentual menos que la previsión anterior.

Entre los países avanzados del bloque, destaca Italia, cuyo PIB Moody's considera que se contraerá un 0,5%, frente al crecimiento de cinco décimas que anticipó la firma en febrero. En caso de un 'shock' severo, la contracción podría ser hasta del 0,7% este año.

De su lado, Alemania, la mayor economía del euro, registrará un alza del 0,3% este año, siete décimas menos. Si el impacto económico se extiende hasta finales de año, el 'motor económico' de la eurozona se contraerá un 0,3%. En la zona euro, la nueva estimación es de un crecimiento del 0,7% este año, cinco décimas menos, aunque el alza podría quedarse tan solo en un 0,4%.

En lo que respecta a Japón, Moody's prevé que se estancará en 2020, frente al crecimiento del 0,3% estimado hace un mes. En el peor escenario posible, la economía nipona podría llegar a caer un 0,6%.

"Nuestras previsiones base asumen que los esfuerzos globales para contener la expansión del virus y, quizás, el clima más cálido en el hemisferio norte durante la primera parte del año y el verano permitirán que la actividad económica repunte en la segunda mitad de año", ha explicado Bokil.

No obstante, Moody's ha admitido que tendrá que vigilar de cerca estas dos estimaciones para adaptar sus previsiones en caso de que sea necesario.

En cuanto al resto de grandes economías, Estados Unidos crecerá un 1,5% en 2020, dos décimas menos, aunque el crecimiento podría verse limitado al 0,9%. Al tiempo, Moody's ha recortado el crecimiento de China este año en cuatro décimas, hasta el 4,8%, aunque en caso de un impacto severo la economía del país asiático se limitaría a una expansión del 3,7%.

Artículos relacionados