RESULTADOS

Su pre­si­dente tam­bién se fija en con­so­lidar el ne­gocio de ges­tión de pa­tri­mo­nios

Mutua Madrileña afrontará el reto de la movilidad en su nuevo plan estratégico

Ignacio Garralda confía en poder llegar a acuerdos para ex­pan­dirse en Perú y México

Ignacio Garralda, presidente del Grupo Mutua.
Ignacio Garralda, presidente del Grupo Mutua.

El nuevo plan es­tra­té­gico de Mutua Madrileña a partir de 2021 pro­fun­di­zará en el reto de la mo­vi­li­dad, clave para cual­quier com­pañía ase­gu­ra­dora según su pre­si­dente, Ignacio Garralda. Durante la pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados de 2019, cuyo be­ne­ficio creció un 8,3% hasta los 289 mi­llones de eu­ros, Garralda tam­bién ha fi­jado al­gunos otros ob­je­ti­vos, como con­so­lidar el ne­gocio de ges­tión de pa­tri­mo­nios así como avanzar en su ex­pan­sión in­ter­na­cio­nal.

Mutua Madrileña afronta en 2020 el cierre de su actual plan estratégico con los principales objetivos cumplidos y tras el paréntesis de Semana Santa sus directivos comenzarán a elaborar el nuevo plan estratégico para los próximos ejercicios, según ha apuntado su presidente, Ignacio Garralda.

La movilidad es uno de los retos pendientes y por ello se va a profundizar en el mismo con el nuevo plan. Según Garralda, "el coche autónomo aún lo vemos muy lejano" y las ventas de coches eléctricos han sido menores a las esperadas hasta el momento actual, pero la previsión es que se avance en este tipo de vehículos.

Además, el presidente de Mutua Madrileña ha señalado el problema con las nuevas generaciones que ya no tienen como prioridad ser dueños de un coche, por lo que deberán responder a los más jóvenes con otros servicios. "Por ese motivo hemos comprado Centauro", ha recordado Ignacio Garralda.

En paralelo, Mutua Madrileña consolidará el negocio de gestión de patrimonios y aunque aún tienen que digerir las últimas compras, como la de Alantra Asset Management, Garralda no descarta nuevas operaciones para afianzar el crecimiento en ese negocio por la vía inorgánica.

El anterior plan estratégico, que iba desde 2015 hasta 2017, ya iniciaron la expansión internacional con su entrada en la aseguradora BCI de Chile. En el futuro plan estratégico, su presidente no descarta una mayor expansión si encuentran los socios necesarios en países como México y Perú.

Sin embargo, Mutua Madrileña no acompañará en Portugal a CaixaBank, con el que mantiene una estrecha alianza en España, y descarta entrar en el mercado luso desde cero. Es decir, de abordarlo sería de la mano de un socio local.

Crecimiento moderado

Tras haber cerrado 2019 con un beneficio de 289,1 millones de euros, con un crecimiento del 8,3%, el presidente de Mutua Madrileña se conformaría con incrementar sus resultados en el mismo porcentaje durante el actual ejercicio de 2020, ya que prefiere "una senda creciente y moderada de beneficios.

Ese crecimiento de los resultados durante el pasado ejercicio se debe a la buena marcha de todas las actividades y con una especial aportación del ramo de Autos y de Salud. Mutua Madrileña, por segundo año consecutivo, se sitúa como la primera aseguradora de No Vida con una cuota de mercado del 14,4%.

Mientras tanto, Garralda ha destacado que en el ramo de Salud, gracias a su participación en SegurCaixa Adeslas, la cuota de mercado supera el 30% y duplica a la que tiene la segunda compañía.

Artículos relacionados