Ibercaja duplicó su beneficio en 2019 al ganar 84 millones

Ibercaja
Ibercaja

Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 84 millones de euros en 2019, cifra que duplica al generado el año anterior, debido al dinamismo de la actividad comercial, la diversificación de los ingresos, la disminución de los costes recurrentes y la fuerte caída de los activos improductivos.

La entidad ha continuado impulsando la transformación de su modelo de negocio y ha intensificado la actividad con clientes, especialmente en recursos gestionados, que aumentaron un 6,6% en el año, superando por primera vez los 60.000 millones de euros, gracias a la positiva evolución de los activos bajo gestión y de los seguros de vida.

La cuota de mercado de fondos de inversión ha alcanzado un 5,1%, con un avance de 27 puntos básicos en 2019. Los ingresos recurrentes del banco, que este año disminuyen un 0,6%, se han estabilizado. La entidad ha aumentado este epígrafe en un 3,8% desde 2016 y continúa potenciando los segmentos más rentables del crédito y desarrollando el negocio de gestión de activos y seguros, en un contexto donde los tipos de interés se mantienen en mínimos históricos.

El beneficio recurrente del ejercicio antes de saneamientos asciende a 342 millones de euros, un 2,2% más que el año anterior, gracias a la disminución de un 2,1% interanual de los gastos recurrentes.

En este periodo, Ibercaja ha reducido los activos improductivos un 36,9% y ha generado 82 puntos básicos de capital.

RECURSOS DE CLIENTES Los recursos de clientes totales administrados por Ibercaja han alcanzado los 60.643 millones de euros al cierre de 2019, 3.735 millones más que hace un año, lo que supone un crecimiento interanual de un 6,6 por ciento. Ello viene motivado por la positiva evolución de los recursos en Madrid y Arco Mediterráneo, donde este epígrafe se incrementa un 10,6% (1.376 millones de euros).

El comportamiento de los activos bajo gestión y seguros de vida continúa impulsando este crecimiento. Así, el total de estos recursos gestionados se ha situado en 27.870 millones, aumentando 2.502 millones de euros en el año, un 9,9%, que ya representan el 46,0% del total de los recursos de clientes.

Destaca de nuevo el desempeño de los fondos de inversión, cuyo saldo ha crecido un 13,4% a lo largo de este ejercicio (1.656 millones), llegando a los 13.981 millones. Esta evolución ha permitido a Ibercaja Gestión alcanzar una cuota de mercado del 5,1% (+27 puntos básicos en el año).

También los planes de pensiones muestran un incremento de aportaciones brutas del 12%, que ha llevado el saldo gestionado de esta modalidad hasta los 6.794 millones al finalizar el ejercicio, un 9,5% más que a cierre de 2018. Este comportamiento ha permitido a Ibercaja Pensión, gestora de planes de pensiones del Banco, avanzar 11 puntos básicos en la cuota de mercado de planes individuales y 17 puntos básicos en la de planes de empleo en 2019.

El crédito a empresas no inmobiliarias supone un 52% de las nuevas formalizaciones

En el activo, la entidad ha formalizado 5.434 millones en préstamos y créditos entre enero y diciembre, de los cuales un 52% ha ido destinado a empresas no inmobiliarias.

La Comunidad de Madrid y el Arco Mediterráneo aglutinan un 48% de las nuevas operaciones de préstamos y créditos al tejido productivo y las familias, evidenciando la materialización de la apuesta del Banco por el refuerzo de su posicionamiento en estas áreas del país.

Además, el saldo de financiación acumulada de capital circulante crece un 8,5% respecto a diciembre de 2018, alcanzando los 7.643 millones de euros.

ESTABILIZACIÓN LOS INGRESOS RECURRENTES El margen de intereses ha sido de 547,2 millones de euros, un 4,4% inferior al del año anterior, debido a la menor aportación a los ingresos de la cartera de valores del banco. El margen minorista, obtenido como diferencia entre los ingresos de crédito y el coste de los depósitos, alcanza un 1,43% frente a un 1,39% del año anterior.

Por su parte, las comisiones netas han progresado un 5,1% interanual, hasta los 394,8 millones, impulsadas por los cobros asociados a la gestión de activos y los seguros (13,6% interanual), que representan el 61,5% del total de ingresos por comisiones del Banco.

Las comisiones han supuesto el 41,9% de los ingresos recurrentes de Ibercaja, que se cifraban al finalizar el año en 942 millones de euros, un 0,6% por debajo de 2018.

La entidad continúa potenciando los segmentos más rentables del crédito e impulsando el negocio de gestión de activos y seguros, en un contexto donde los tipos de interés se mantienen en mínimos históricos. Así, el negocio de la gestión de activos y banca seguros representa un 38,1% de los ingresos recurrentes.

Los costes de explotación del año han disminuido un 10,3% por la ausencia de gastos extraordinarios. En 2018, esta rúbrica incluía 55,8 millones correspondientes a la aplicación de parte del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) acordado por el Banco con una mayoría de los representantes de los trabajadores en mayo de 2017.

Los gastos recurrentes retrocedieron un 2,1% interanual gracias a las medidas de eficiencia adoptadas por la entidad. Para continuar con esta tendencia, en un contexto de presión de márgenes por el mantenimiento de tipos de interés en mínimos y en línea con el resto del sector, Ibercaja ha iniciado el procedimiento para aplicar un ERE en 2020.

El beneficio antes de provisiones ha crecido un 9,7% respecto a diciembre del pasado ejercicio, hasta los 326,5 millones de euros. La gestión activa de la inversión irregular que está llevando a cabo la entidad y los niveles de cobertura disponibles, gracias a las dotaciones efectuadas en ejercicios anteriores, permiten situar el coste del riesgo en 40 puntos básicos al cierre de 2019, 14 puntos básicos menos respecto al cierre de 2018.

RATIO DE MORA Y DE CAPITAL El volumen de activos problemáticos brutos (dudosos + adjudicados) ha registrado una caída interanual de un 36,9 por ciento (1.124 millones de euros en el año), ubicándose al final de 2019 en 1.918 millones de euros.

El ratio de mora ha disminuido 277 puntos básicos en el año y se ha situado en un 4,0%, permitiendo que la tasa de morosidad del Banco sea 80 puntos básicos inferior a la media del sector.

Por otra parte, la generación de capital en 2019 ha permitido que el coeficiente de solvencia CET1 Fully Loaded avance 82 puntos básicos hasta situarse en un 11,4% a finales de diciembre y el ratio de capital total Fully Loaded se cifre en un 15,5%.

La venta a Helvetia de un 4,45% de CASER supondrá incrementar en un 0,2% el ratio de solvencia CET1 Fully Loaded una vez se produzca el cierre de la transacción en el primer semestre de 2020.

En términos de Phased In, estos ratios se sitúan en un 12,3% y un 16,4%, respectivamente, superando los requerimientos SREP para 2019 (9% y 12,5%) en más de 300 puntos básicos.

Asimismo, desde Ibercaja han resaltado que se mantiene una holgada posición de liquidez, con unos activos líquidos que suponen un 20,7% del activo total y un sólido perfil de financiación, representando los depósitos minoristas de clientes el 77% de la financiación ajena bruta.

HITOS A lo largo de 2019, Ibercaja ha cubierto varios hitos, avanzando en los objetivos del Plan Estratégico 2018-2020. En junio ha cerrado la venta de la cartera 'Ordesa', con un volumen de 534 millones de euros de préstamos dudosos, contribuyendo a la disminución de la tasa de activos problemáticos.

Por otro lado, el éxito de comercialización de la cuenta 'Vamos' ha permitido captar ahorro alcanzándose un saldo de 390 millones. El avance en la transformación digital que el Banco está llevando a cabo, le ha llevado a mejorar el servicio, alcanzando 766.000 clientes digitales.

Artículos relacionados