MONITOR DE LATINOAMÉRICA

La IED ‘latina’ to­ta­liza ya 40.517 mi­llones de eu­ros, el 10,3% del total re­ci­bido

Latinoamérica se convierte en el cuarto inversor en España

Las em­presas me­xi­canas li­deran el mo­vi­miento, por de­lante de las bra­si­leñas

ICO e ICEX
ICEX.

La re­la­ción in­ver­sora entre España y Latam ha con­so­li­dado ya su bi­di­rec­cio­na­li­dad, tras dé­cadas de se­guir prác­ti­ca­mente una sola vía; la de la lle­gada de Inversión Extranjera Directa (IED) de firmas es­pañolas a la re­gión. Desde hace un de­cenio la in­ver­sión la­ti­noa­me­ri­cana en España ha cre­cido con ím­petu y cons­tan­cia, im­pul­sada por com­pañías de México, Brasil y Colombia.

Este hecho ha asentado a Latam, de manera conjunta, como el cuarto mayor emisor de capitales hacia España, solo por detrás de EEUU, Reino Unido y Francia. En apenas diez años la IED latinoamericana en España se ha triplicado.

Así lo destaca el reciente ‘Informe Global Latam 2019’, elaborado por ICEX-Invest in Spain con apoyo de Segib, en el que se señala que la IED latinoamericana en España alcanzó 40.517 millones de euros en 2018 (el 10,3% del total recibido), con un alza del 200% en diez años.

Según el ICEX, España se ha configurado como destino de inversión a largo plazo con bajo riesgo y gran estabilidad macro y con un crecimiento económico y un precio de activos atractivos. Cabe destacar el interés del inversor latino en el régimen de hólding español (tres de los cinco mayores inversores en esta modalidad son de Latam) y el hecho de que han producido 140 tomas de participación en el capital de firmas españolas por inversores ‘latinos’ en los últimos años.

“España y Latam están reescribiendo su relación económico-empresarial, desarrollando un patrón inversor más compensado y equilibrado”, tras años de unidireccionalidad: “el desembarco de capital español en el área suma 131.586 millones de euros (el 28% de la inversión exterior española)”, señala el texto.

El documento destaca que el principal país inversor en España es México, con 26.408 millones de euros, y también el país con una tipología más variada de inversiones y en mayor número de sectores, desde servicios a alimentación pasando por tecnología y finanzas. México es, además, el sexto mayor inversor en España en acumulado. “La inversión latina en España está ampliamente dominada por las empresas mexicanas, que concentran entre 6 y 7 de cada 10 euros de inversión latina”, dice el informe. La inversión procedente de Brasil es muy inferior (3.559 millones) y por detrás se sitúan Chile (con inversiones de perfil más financiero), Colombia, Perú, Argentina y Uruguay o Ecuador.

La IED que Latam emite en conjunto a todo al mundo se sitúa en el récord histórico acumulado de 655.000 millones de dólares, liderada por las dos mayores economías, Brasil (377.548 millones) y México (228.501 millones). “Aunque con marcadas diferencias entre países, la internacionalización latinoamericana es un fenómeno que se consolida”, apuntó la consejera delegada de ICEX, María Peña, al presentar un estudio que señala que en la ‘ola’ de los últimos años, grandes inversores en el exterior, como Brasil o México, han elevado notablemente su presencia fuera y otros países como Chile o Colombia se han sumado como inversores globales relevantes.

En 2018, la inversión exterior de Latam se redujo ligeramente a 38.255 millones de dólares, en un año en el que el anuncio de nuevas inversiones creció un 168%. Ese leve descenso se enmarcó en un contexto global de caída del 13% en los flujos mundiales. Aun así, la cifra, que se espera que se mantenga en 2019, equivale al PIB de Bolivia, destaca el texto, que se enfatiza que 20 de las mayores firmas de Brasil, que suman 100.000 millones de dólares de activos en el exterior, generan 200.000 empleos fuera del país y que solo la mexicana América Móvil, crea 100.000 empleos y tiene activos fuera por 50.000 millones. El año pasado, Brasil disminuyó sus operaciones, mientras que México recobró niveles previos de IED. Destaca la evolución en Colombia, Argentina y las naciones centroamericanas, cuyas empresas anotaron cotas de inversión exterior muy altas. El nivel inversor de Chile y Perú fue, por contra, modesto.

Una IED intrarregional

Brasil y México fueron los países que más invirtieron fuera en 2018, y Perú y Guatemala dos de los que menos lo hicieron. Brasil se consolidó como el gran inversor con 14.695 millones (-31%), seguido por México (10.704 millones); Colombia (5.122 millones, y uno de los mayores niveles históricos) y Uruguay (2.280 millones). El texto indica que Chile redujo mucho sus inversiones en el extranjero en los tres últimos años, a solo 1.949 millones en 2018, la décima parte de lo que registró en 2011 y 2012, debido al ciclo económico adverso, y que Argentina alcanzó “uno de los mayores montantes nunca registrados”, con 1.802 millones, pese a sufrir una fuerte recesión e inestabilidad cambiaria

La IED emitida desde Centroamérica, que crece significativamente, fue de 1.683 millones en 2018, con Panamá en cabeza (811 millones), seguida por Costa Rica (581 millones) y Guatemala (211 millones). Perú cierra la lista de IED desde Latam en 2018, con apenas 19 millones, tras “experimentar una fuerte subida en la última década”. La IED en Perú despegó a partir de 2008 y alcanzó una media de 648 millones entre 2010 y 2018.

En su 60%, la inversión exterior de Latam sigue siendo intrarregional. En cuanto al otro 40%, EEUU es el principal destino fuera del área (especialmente de firmas brasileñas y mexicanas); España el primero en Europa, por delante de Reino Unido y Portugal y destaca la escasa presencia de empresas ‘latinas’ en China y toda Asia. Las firmas públicas ligadas a materias primas y grandes grupos empresariales familiares continúan siendo las más internacionalizadas, gracias a su acceso a los mercados de capitales para financiar la expansión.

Artículos relacionados