BOLSA

Sabadell, un saldo injustificado

La se­mana pa­sada, el Banco de Sabadell al­canzó un acuerdo para vender el ne­gocio de de­po­si­taría ins­ti­tu­cional a BNP Paribas Securities Services por un im­porte de 115 mi­llones de euros su­jeto a de­ter­mi­nadas con­di­cio­nes, el ne­gocio de de­po­si­taría ins­ti­tu­cional de Banco Sabadell por un im­porte de 115 mi­llones de eu­ros.

El acuerdo prevé cobros adicionales posteriores al cierre sujetos al cumplimiento de determinados objetivos ligados al volumen de activos bajo depósito de BNP Paribas e ingresos por comisiones de los mismos.

A finales de 2019, el negocio de depositaría institucional de Banco Sabadell incluía aproximadamente 22.000 millones de euros bajo depósito. El cierre de la operación está previsto en el segundo trimestre de 2021 una vez se obtengan las autorizaciones pertinentes.

La operación generará una plusvalía neta de 75 millones de euros, de los que se reconocerán al cierre 58 millones de euros, correspondientes a siete puntos básicos de CET1, siendo los restantes 17 millones de euros periodificados durante los siguientes ejercicios.

Una bombona de oxígeno para la entidad en estos momentos tan críticos. Con todo, algunos expertos insisten en la necesidad de que el Banco de Sabadell entre, ahora más que nunca, en alguna operación corporativa o bien con una fusión con bancos mediano o por la absorción de una de las grandes entidades del mercado español.

Entre tanto, la cotización del Banco Sabadell continúa en caída preocupante, marcando mínimos históricos día tras día. Tras perder un 40% en el mes de marzo, ha ampliado su balance negativo anual hasta un 55%. Cifras preocupantes pero que invitan a los inversores más avezados a pensar en una oportunidad sin precedentes para obtener sustanciosas plusvalías.

Artículos relacionados