Monitor de Innovación

La 'app' del vi­deo­chat de moda arrasa en la Play Store e Internet

Houseparty, el éxito de la cuarentena

Además de las lla­ma­das, in­cluye juegos y ac­ti­vi­dades para grupos de hasta ocho per­sonas

Videojuego
Videos

La cua­ren­tena ha gol­peado duro a un país como el nues­tro, en el que el ta­peo, las cer­ve­citas en te­rrazas y la vida noc­turna están im­presos en el ADN. Por for­tuna, en estos tiempos de re­vo­lu­ción tec­no­ló­gica el mer­cado nos ofrece su­ce­dá­neos de la vida so­cial como Houseparty, la 'app' que li­dera hol­ga­da­mente el ran­king de des­cargas tanto en Apple como en Android. Entre el 18 al 24 de marzo, esta 'app' ha des­pa­chado casi 400.000 des­cargas en España, si­tuán­dose muy por en­cima del pe­lo­tón. Pero ¿Cuáles son las claves de su éxito?

No sólo verse la cara

La respuesta es muy sencilla: versatilidad. Los videochat triunfaron porque ofrecían la posibilidad de tener un contacto visual con el interlocutor, fuese uno o varios, en lugar de limitarse al sonido. Houseparty va un paso más allá y, a diferencia de otros programas como Skype, permite divertirse con los amigos a distancia, gracias a la gama de juegos que incluye.

Una vez inscritos en la base de datos de la app (hay que aportar algunos datos personales), podemos comenzar nuestra búsqueda de contactos, tarea que podemos agilizar a través de la lista de amigos de Facebook.

A partir de entonces, no sólo podemos comunicarnos con ellos en tiempo real, sino que podemos disfrutar con versiones virtuales de los juegos de guateque de toda la vida, como el Trivial, el '¿Quién soy?' o los retos de dibujo.

La interfaz también permite saber si los contactos agregados están disponibles para iniciar una conversación, con lo que se agiliza la búsqueda de cómplices para el entretenimiento.

Ideas para tiempos de confinamiento

Houseparty ha sido desarrollada por una pequeña compañía estadounidense llamada Life On Air Inc. Con sede en la ciudad de San Francisco (California), está especializada en herramientas online de videollamadas, mercado en el que ya destacaron en 2016 con Meerkat, otra app que no recibió tanta aceptación como Houseparty.

Sin duda, Houseparty es otro caso de 'app' que se ha beneficiado de un enorme repunte de popularidad gracias a la crisis del Coronavirus. Su adaptabilidad ha jugado a su favor, ya que además de las versiones de iOS y Android, también está disponible una extensión para Google Chrome completamente compatible con éstas. Así, es posible disfrutar de sus funcionalidades aunque no se disponga de un teléfono inteligente.

Artículos relacionados