Goirigolzarri, su pre­si­dente, im­pone "la má­xima pru­den­cia" al fijar el di­vi­dendo

Bankia renuncia a distribuir un pago extra en 2020 pero mantiene el de 2019

El ob­je­tivo prio­ri­ta­rio, ante la ac­tual cri­sis, es tener una sol­vencia muy alta

Ignacio Goirigolzarri
Ignacio Goirigolzarri

El pre­si­dente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha anun­ciado que el banco no dis­tri­buirá un di­vi­dendo ex­tra­or­di­nario en 2020 entre sus ac­cio­nis­tas, aunque el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción sí man­tiene los 355 mi­llones de euros con cargo a los re­sul­tados del pa­sado ejer­ci­cio. Goirigolzarri con­si­dera que ante las ac­tuales cir­cuns­tan­cias, muy com­plejas por la pan­demia sa­ni­ta­ria, se im­pone una po­lí­tica pru­dente de be­ne­fi­cios y el ob­je­tivo prio­ri­tario es contar con un nivel alto de sol­ven­cia.

Bankia ha modificado los planes de dividendos anunciados durante los tres años de su plan estratégico, que concluye este ejercicio, ya que las actuales circunstancias obligan a la máxima prudencia.

"Cuando lanzamos nuestro plan estratégico hace dos años, en unas condiciones muy distintas a las actuales, nos fijamos como objetivo el reparto a todos ustedes de 2.500 millones de euros en los tres ejercicios del plan", ha recordado el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri durante la junta anual de accionistas.

"Este objetivo, dado el entorno actual, es evidente que tiene que ser revisado y queda condicionado al efecto que pueda tener esta crisis. En este sentido, el Consejo ha decidido renunciar a cualquier distribución de carácter extraordinario en el presente ejercicio 2020", ha añadido Goirigolzarri.

El presidente de Bankia ha adelantado que de cara a 2020 "nuestra política debe ser de máxima prudencia a la hora de fijar el dividendo. Dado que nosotros no tenemos una política de reparto a cuenta, contamos con todo el año para analizar el impacto real de esta crisis, antes de definir el dividendo final del ejercicio 2020".

Tipos negativos

Al margen del impacto de la crisis sanitaria y económica del coronavirus, José Ignacio Goirigolzarri ha recordado que desde 2016 los tipos están en terreno negativo y sin la menor esperanza de que se produzca un incremento por parte del Banco Central Europeo (BCE), como se llegó a pensar hace un año.

"Vamos a tener tipos de interés negativos durante un largo periodo de tiempo", ha indicado el presidente de Bankia. "De hecho, esta situación se va a convertir en la nueva normalidad, máxime tras los sucesos que estamos viviendo estos días", ha añadido a continuación Goirigolzarri.

Por estos motivos, se ha producido un cambio de estrategia en Bankia en los últimos meses durante los que "hemos ido adoptando nuestras aproximaciones al mercado, porque, de hecho, la nueva normalidad nos obliga a repensar todos los aspectos de nuestro modelo tradicional", sostiene su presidente.

Una de las principales prioridades, en estas circunstancias, es mantener un alto nivel de solvencia ya que "mantener esa ventaja es prioritario para este Consejo", ha indicado José Ignacio Goirigolzarri.

Compromiso

El presidente de Bankia ha destacado las diferencias entre la actual crisis y la vivida en 2008, cuando el sector bancario era uno de los problemas causantes de la misma. "En Bankia estamos desarrollando todas las medidas de apoyo a nuestros clientes, gracias a las fortalezas de liquidez y solvencia", ha apuntado Goirigolzarri.

Durante sus discurso en la junta de accionistas, el máximo responsable de Bankia ha repasado todas las medidas de apoyo a sus clientes que se hayan visto afectados por la pandemia.

"Somos conscientes de que tenemos la responsabilidad de mantener, en la medida de los posible, nuestros puntos de venta abiertos, para satisfacer las necesidades de los clientes que lo necesiten y, especialmente, de aquellos que no estén familiarizados con los canales digitales", ha afirmado Goirigolzarri en clara referencia a las personas de mayor edad.

Y ha finalizado su discurso con el mensaje de que es muy consciente "de los enormes retos que tenemos por delante, pero estos retos los debemos afrontar, tanto en la sociedad como en nuestro banco, con serenidad y esperanza".

Artículos relacionados