MONITOR DE LATINOAMÉRICA

El Covid-19 hunde la ac­ti­vidad y en­ca­mina a la re­gión hacia una dura re­ce­sión

Latam: el zarpazo al turismo, otro golpe a las empresas españolas

Cuba prohíbe la lle­gada de vi­si­tantes y Ríu prevé cie­rres pro­gre­sivos en México

Hotel Riu Palace Bavaro (Punta Cana, Dominican Republic) - Resort ...
Hotel Riu Palace Bavaro.

Siguen las malas no­ti­cias para América Latina, sobre todo para al­gunas eco­no­mías. El tu­rismo, uno de los nuevos pun­tales eco­nó­micos de buena parte de Latam y sector en el que están pre­sentes nu­me­rosas com­pañías es­paño­las, co­mienza a hun­dirse en la re­gión por la pan­demia de COVID-19. Cuba ha clau­su­rado sus puertas a esta ac­ti­vidad du­rante 30 días y ca­denas como la es­pañola Ríu acaban de co­mu­nicar el cierre pau­la­tino de sus ho­teles en México.

El sector, muy dependiente de un segmento aéreo derribado también por el virus y que comienza a sufrir el cierre de fronteras, es fuente clave de ingresos para Brasil, México, Argentina, Colombia, Ecuador, Chile, Dominicana y Cuba. Hoy, Brasil es el más afectado por el virus, junto a Chile, Ecuador, Perú, México y Panamá.

Ríu ha anunciado el cierre progresivo de hoteles en México tras las medidas por la pandemia y el gran impacto en el turismo provocado por las restricciones a viajar. Y no será la última cadena en el área que lo haga. Ríu, de momento, espera mantener en operación uno o dos hoteles en cada uno de los destinos donde tienen presencia: Cancún, Playa del Carmen, Costa Mujeres, Los Cabos, Mazatlán, Nuevo Vallarta y Guadalajara.

La firma tiene 20 hoteles en México, con 10.000 empleados. En el país, hay 100.000 habitaciones hoteleras y 6 de cada 10 están en manos de firmas españolas como Grupo Piñero (Bahía Príncipe), Iberostar, Meliá, Barceló, Oasis, Palladium, Occidental, BlueBay, Princess, Catalonia, H10, Sirenis, HM y Riu. México, principal destino en el área y séptimo mundial, y donde el sector aporta el 8,7% del PIB, recibió 41 millones de viajeros, el 35% del total regional (22.000 millones) en 2018. Aunque es el único país que no ha cerrado fronteras, Aeroméxico ha reducido sus vuelos a España a la mitad y el sector cruceros sufre un duro golpe.

Cuba, donde la mayor parte de oferta hotelera es española, las cadenas presentes sufrirán de forma contundente la decisión del Gobierno de cerrar 30 días el país al turismo, por otro lado, su gran fuente de ingresos. El turismo está mayoritariamente en manos de hoteleras españolas, que concentran el 75% de la inversión en el país: Meliá tiene 27 establecimientos (13.000 habitaciones) y NH y Barceló, una posición estratégica. Junto a Iberostar, Ríu, Globalia-Be Live, Blue Bay, H10 y Hotusa gestionan el 90% de las camas. Y Air Europa e Iberia, en proceso de integración, operan vuelos clave a la Isla.

En Dominicana, otro país donde reinan las españolas, la situación es también dura. Una mayoría de hoteles ha tenido que cesar operaciones por el cierre de fronteras, según la Asociación de Hoteles y Turismo, que prevé que se tarde de 8 a 12 semanas en reabrir las instalaciones. El turismo, como en Cuba, es el pulmón económico, y el presidente Medina ha anunciado medidas de ‘amnistía fiscal’ al sector. En Dominicana hay 18 hoteleras españolas: Meliá, Ríu, Barceló, Iberostar, Be Live (Globalia), Bahía Príncipe, NH, Paladium, Catalonia, H10, Fiesta, Piñero, BlueBay, Majestic, Sirenis, Occidental y Martinon.

Pérdidas millonarias Desde Perú al Caribe, la industria del turismo se tambalea por las restricciones aéreas en la región y en los países emisores de visitantes, medidas internas contra la pandemia y cancelaciones. Y se teme pérdidas millonarias. A Latam llegaron en 2018 casi 114 millones de turistas internacionales, que aportaron 97.000 millones de dólares, según la OMT. El último ‘Barómetro OMT del Turismo Mundial’, señalaba que el turismo global siguió avanzando en 2019 más que la economía internacional (+4%) y esperaba una mejora similar en 2020 que el virus ya ha echado por tierra. El Caribe anotó un crecimiento en visitas del 4,9% y Centroamérica, del 2,2%. Sudamérica, una baja del 3,1%.

Argentina, Colombia y Perú, tres importantes mercados, han anunciado ya restricciones de ingreso a sus puntos turísticos clave, incluso para nacionales. Perú, que recibió más de 4 millones de visitantes en 2018, ha decretado emergencia nacional y cerrado 15 días de Machu Picchu. En Colombia, que ha hecho del turismo su nuevo motor, el presidente Duque ha anunciado estricta cuarentena, cerrado el ingreso a extranjeros y suspendido el desembarco de cruceros. Y Avianca ha suspendido hasta mayo sus vuelos internacionales. En Ecuador el sector turístico prevé pérdidas mínimas de 540 millones. En Panamá, se ha decretado la prohibición de todos los vuelos internacionales, lo que cierra el ‘hub’ de las Américas de Copa Airlines, que suspenderá operaciones de modo temporal. Y Chile ha cerrado sus fronteras a cal y canto.

En términos generales, la situación para una Latam que apenas comenzaba a recobrar tímidamente el crecimiento, es dramática. El FMI prevé ya recesión en 2020 por una crisis que afectará especialmente a servicios, petróleo y transporte y señala que, en el Caribe, la crisis golpeará al turismo, la principal industria. Cepal prevé que el PIB de Latam, que sólo creció el 0,1% en 2019, caerá el 1,8% este año (oteaba un avance del 1,3%) por la pandemia, lo que llevaría a que el paro suba diez puntos y a 35 millones más de pobres. Moody’s advierte de una recesión peor que en 2009 en un área ‘golpeada’ en varios frentes, sobre todo turismo y comercio exterior. Crédit Suisse y Goldman Sachs señalan que el virus empujará las grandes economías a la recesión por la desaceleración comercial y el desplome del turismo. Esperan una contracción del 1,2% y creen que México sufrirá la recesión más grave entre los grandes.

La OCDE acaba de advertir que el coronavirus ha superado sus peores previsiones y ha pedido un ‘plan Marshall’ global con esfuerzo coordinado de gobiernos y bancos centrales: “se requiere un nivel de ambición parecido al del ‘plan Marshall’ y una visión como la del ‘New Deal’ a nivel mundial”. La OMT ha creado un comité mundial de coordinación por la situación y se prepara para lanzar una guía global para la recuperación del sector económico más afectado por el coronavirus. El Consejo Mundial de Viajes y Turismo alerta de que el coronavirus destruye un millón de empleos al día en el mundo y IATA ha pedido a los gobiernos de Latam ayuda financiera urgente para las aerolíneas.

Artículos relacionados