Colonial aplaza el 40% de la inversión de 150 millones prevista para este año

Colonial
Colonial

Colonial ha decidido aplazar el 40% de la inversión total de 150 millones que tenía previsto ejecutar este año en rehabilitación y desarrollo de edificios, esto es, unos 60 millones de euros, "con el consiguiente retraso de alguno de estos proyectos", ante la situación de crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Un tercio del importe aplazado corresponde a las inversiones del proyecto de oficinas y viviendas que la compañía que dirige Pere Viñolas acomete en la zona de Méndez Álvaro de Madrid.

Así lo indica Colonial, socimi dedicada a alquilar la cartera de edificios de oficinas que tiene en el centro de Madrid, Barcelona y París, en la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para detallar el impacto en la firma de la crisis.

La compañía indica que, si bien el impacto de esta crisis en la compañía y en la economía en general "continua incierto y de difícil predicción", tanto la cartera de activos de la firma como su actual liquidez y solvencia le permiten "afrontar y gestionar de forma óptima" la situación.

En este punto, y en cuanto a su posición financiera, detalla que cuenta con líneas de crédito disponibles y caja que suman 2.000 millones de euros, además tiene una liquidez neta que asegura cubre "en más de cuatro veces los vencimientos de los próximos dos años".

Adicionalmente, y a pesar de la actual coyuntura, Colonial informó de que este mismo lunes ha cerrado la venta de un activo considerado no estratégico. Se trata del Hotel Mojácar, que se ha desinverido a un precio de 8,4 millones de euros, un importe un 22% superior a su valor de tasación.

Además, la compañía ha cobrado 13 millones correspondientes a pagos aplazados de la venta del Hotel Centro Norte realizada en 2019.

APLAZAMIENTO DE RENTAS. En el ámbito del negocio, Colonial indica que, por el momento, ninguda de las empresa e instituciones que tiene como inquilinos de sus oficinas ha planteado "contingencia significativa alguna".

En este sentido, la socimi dice que sólo espera "algún impacto en el segmento de pequeñas empresas del sector del comercio y el ocio, ambito que, no obstante, supone "menos del 2% de su cartera de rentas de alquiler.

Colonial asegura que, en estos casos, su política será aplazar cualquier pago inmediato de rentas de aquellas pequeñas compañías que puedan tener dificultades financieras.

En cuanto al impacto del virus en la propia empresa, Colonial asegura que "no ha tenido hasta la fecha un impacto significativo ni en sus empleados ni en su equipo directivo". Según asegura, toda su plantilla trabaja en remoto, su actividad se mantiene "estable" y su equipo directivo "preparado para gestionar crecientes niveles de complejidad".

Artículos relacionados