El grupo suizo confía en ob­tener la au­to­ri­za­ción de­fi­ni­tiva a fi­nales del primer se­mestre

La sólida base de capital de SIX refuerza su posición para la compra de BME

El grupo suizo ra­ti­fica su OPA sobre el ope­rador bur­sátil es­pañol pese al co­ro­no­virus

BME
BME

El desem­peño ope­ra­tivo de SIX, el gestor de mer­cados suizo que ha lan­zado una OPA sobre el ope­rador de la Bolsa es­pañola BME, ha sido bas­tante po­si­tivo du­rante 2019. A pesar de no contar ya con el ne­gocio de tar­je­tas, ven­dido un año an­tes, y del au­mento de los costes y de las in­ver­sio­nes, el grupo ha lo­grado sos­tener sus in­gresos ope­ra­tivos por en­cima de los 1.100 mi­llones de francos sui­zos, unos 1.050 mi­llones de eu­ros. En su pre­sen­ta­ción de la OPA, el grupo suizo se mostró con­fiado en su éxito.

El proveedor de servicios financieros que opera la Bolsa de Zúrich espera obtener "a finales del primer semestre" de 2020 la autorización por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Gobierno español para su oferta de compra sobre BME, por la que el pasado mes de noviembre presentó una propuesta de adquisición de 2.842,92 millones de euros, según indicó este martes la firma helvética.

Las ganancias continuadas del grupo al cierre de 2019 superaron los 110 millones de euros, 120,5 de francos suizo, un 26,9% más respecto al ejercicio anterior, aunque este beneficio neto no es directamente comparable por los resultados atípicos derivados de la venta del negocio de tarjetas.

Los costos operativos aumentaron ligeramente, un 0,5%, en comparación con el año anterior, debido a los gastos relacionados con proyectos regulatorios, así como a la inversión sustancial asociada a la realineación de la compañía, lanzada en 2018.

Estas inversiones son reflejo de la continua expansión de las unidades de negocio Innovación & Servicios digitales y bancarios, así como por los avances en la construcción de la infraestructura para el SIX Digital Exchange (SDX), basada en la tecnología de contabilidad distribuida (DLT).

La infraestructura de Outlook, la experiencia y las redes en los campos de los activos digitales, así como las tecnologías blockchain y ledger distribuido, son un componente importante del grupo cuyo objetivo es lograr un equilibrio entre las inversiones en la estabilidad, la eficiencia y la seguridad de su infraestructura, y las inversiones en el desarrollo de tecnología financiera innovadora.

Pese a todos estos esfuerzos, que permitirán nuevas mejoras de eficiencia y un mayor crecimiento en los próximos años, el grupo ha logrado un aumento del 4,4% del Ebitda a lo largo del pasado ejercicio, hasta los 196 millones de euros (213,5 millones de francos suizos).

Cifras muy positivas según ha señalado en rueda de prensa Daniel Schmucki, director financiero de SIX, que avalan las sólidas proyecciones de crecimiento, tanto orgánico como inorgánico del grupo, para este año. Respecto al crecimiento inorgánico, Jos Dijsselhof, ha reiterado a los periodistas su compromiso con la compra de BME pese a la grave crisis generada por el coronavirus, aunque está si puede cambiar los plazos ante las urgencias del Gobierno español, que tiene que dar su visto bueno final a la operación.

Aumento de volumen en el negocio de valores

La unidad de negocios de Valores e Intercambios en 2019 contribuyó una vez más con la mayor parte de los ingresos operativos del operador de mercados con un aumento del volumen de negocio de 476 millones de euros, 506,3 millones francos suizos. Una notable fortaleza. A pesar de las considerables reducciones de precios en el comercio de valores y los servicios posteriores a la negociación, los ingresos operativos disminuyeron apenas un 1,4% respecto al contabilizado un año antes.

A lo largo de 2018, se produjeron siete salidas a bolsa en el mercado primario de SIX con un volumen de transacciones de más de 2.900 millones de euros, 3.100 millones de francos suizos, el cuarto más grande en un intercambio europeo en 2019.

Este éxito, en medio de la parálisis global de OPV, junto con la consolidación casi completa de la negociación de acciones suizas, ayudó a impulsar un 8,5% el volumen de negocios del grupo. El volumen de negocios también tuvo un impacto positivo en la post negociación. El volumen de depósitos promedió 3.210 millones de euros (3.414 millones de francos suizos) durante el año, un 5,3% más que en 2018. Además, el número de transacciones de liquidación aumentó un 5,6%.

Sólido crecimiento de las unidades de negocios de SIX

La unidad de negocios de Servicios Bancarios generó un ingreso operativo de 176 millones de euros (187.5 millones de francos suizos) con un crecimiento del 19,9%. Cinfra impulsada tras la adquisición completa de SIX Interbank Clearing AG y el banco corresponsal europeo Swiss Euro Clearing Bank (SECB) en el primer trimestre de 2019. El número de transacciones en Swiss Interbank Clearing (SIC) aumentó un 7,8% interanual, el número de transacciones en Euro Swiss Interbank Clearing (EuroSIC) en un 9,3%.

El volumen de transacciones con tarjeta procesadas por SIX aumentó un 7,4%. SIX apoyará a los bancos para lanzar la nueva generación de tarjetas de débito en Suiza en la segunda mitad de 2020. Estas tarjetas ofrecen una funcionalidad y seguridad mejoradas, y también se pueden usar en el comercio electrónico.

Adicionalmente, ha migrado más de 4.000 de los 6.000 cajeros automáticos en Suiza a un estándar de software común. Esta migración aumenta los volúmenes de transacciones en sus sistemas y crea las condiciones para servicios complementarios, como la supervisión y el control de los cajeros automáticos.

Por su parte, la información y los datos financieros, gracias a su firme apuesta por la innovación, ha pasado a ser un factor de éxito estratégico para la firma, que en 2019 recibió el premio Inside Reference Data Award "Mejores acciones corporativas" por décimo año consecutivo.

Al respecto, la compañía se ha mostrado muy satisfecha con el positivo desempeño de esta unidad de negocio durante el pasado ejercicio. El crecimiento en la demanda de cumplimiento y datos fiscales fue particularmente fuerte. A tiempo, SIX continuó beneficiándose de la demanda global de sus servicios de datos para detectar corrupción y lavado de dinero, con una demanda particularmente alta de su Servicio de Monitoreo de Valores de Sanciones.

La compañía también ha destacado el papel de la unidad de negocios Innovación y Digital, encargada de la coordinación de los procesos de innovación dentro de SIX y enfocada a diferentes campos de desarrollo con un potencial significativo para la industria financiera.

Una plataforma altamente escalable basada en la web para calificaciones de bonos e informes de investigación de bonos resultó de estos campos de innovación en 2019: SIX Rating. Las calificaciones se basan en una amplia variedad de datos que se analizan utilizando inteligencia artificial. Esto permite valoraciones casi en tiempo real, tiempo de comercialización más rápido y actualizaciones periódicas a costos más bajos.

Dividendo y proyección hacia Latinoamérica

Teniendo en cuenta todos estos parámetros, el Consejo de Administración propondrá a sus accionistas en la próxima junta el pago de un dividendo bruto ordinario de 3,66 euros (3.90 francos suizos por acción) ligeramente por debajo del abonado un año antes marcado por los extraordinarios.

Una sólida base de capital que le confiere una calificación de A+ por parte de la agencia de medición de riesgos internacional Standard and Poor´s, así como la capacidad y los medios financieros adecuados para realizar adquisiciones como la de BME.

La firma suiza pretende usar la posición del gestor de los mercados españoles como puerta de entrada y hub del negocio para la interconexión con los mercados en Latinoamérica, lo que aumentará el atractivo en todos los servicios de BME para sus colaboradores en América Latina, Oriente Medio y África.

Artículos relacionados