Telefónica y la banca, los más atrac­tivos para in­vertir vía re­tri­bu­ción al in­versor

Repsol, CaixaBank y Santander disparan el apetito inversor por su dividendo

La ren­ta­bi­lidad media por di­vi­dendo del Ibex 35 se dis­para por en­cima del 5%

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, CaixaBank.
Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, CaixaBank.

El Ibex 35 ha vi­vido su peor se­mana desde el re­fe­réndum del Brexit en la bolsa. Desde 2016 no se veía perder más de un 12,9% en cinco días de co­ti­za­ción. Un hecho que ha pro­vo­cado que mu­chas de las com­pañías con gran peso dentro del se­lec­tivo es­pañol hayan dis­pa­rado sus ren­ta­bi­li­dades por di­vi­dendo. Con las miras puestas en el largo plazo, hay gran can­tidad de in­ver­sores que están pen­dientes de la evo­lu­ción de los blue chips para ob­tener re­tornos de aquí al final del 2020.

El escenario se ha vuelto más adverso. La ONU considera que el mundo puede entrar en recesión si la famosa epidemia del coronavirus se prolonga más de lo esperado. El organismo alerta que esta está derivando “cada vez más” en una amenaza económica, cuyo “terremoto” provocará una recesión económica en algunos países, así como la desaceleración del crecimiento anual global por debajo del 2,5%.

Esto se traduce en que las bolsas hayan activado la histeria colectiva con olas de ventas no vistas desde el referéndum del Brexit y que recuerdan a los retrocesos que se ocasionaron en la recesión del 2008. De hecho, José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, señala que para tocar fondo “todavía falta tiempo” y que tendrá que haber una digestión lenta en los mercados “de todo lo que está sucediendo”.

El esquema invita a ser precavidos con las inversiones. Es algo que comúnmente están diciendo las principales casas de análisis. Especialmente, si el horizonte temporal de las mismas está centrado en los próximos seis meses. Sin embargo, si se observan las rentabilidades por dividendo la fotografía es más distinta, dado que estas caídas han incrementado los porcentajes en muchas de las grandes empresas que cotizan dentro del Ibex 35.

Repsol y la banca mejoran el atractivo

Especialmente, llama la atención cómo el retorno por dividendo de Repsol se ha visto incrementado, debido a su descenso en el parqué madrileño como consecuencia del desplome del petróleo más de un 23%. Y es que, concretamente, su rendimiento por dividendo ha escalado hasta el 10,42% con datos del cierre.

De igual manera, la banca está atravesando su particular vía crucis con pérdidas en los mercados del 20%. Además de la crisis generada por el brote, también se ha visto afectada por la mayor laxitud por parte de los bancos centrales. Con los tipos de interés en mínimos y un estancamiento del consumo, no cabe duda de que es uno de los sectores más afectado por esta emergencia sanitaria.

Santander es uno de los valores destacados en esta línea. Por el contrario, estas duras caídas han provocado que su rentabilidad por dividendo haya escalado hasta el 7,55%. Y lo mismo sucede con el resto de los valores bancarios. Bankia (8,81%), Caixabank (7,87%), BBVA (6,68%), Sabadell (6,68%), y Bankinter (6,09%).

El hecho de que los bancos hayan apostado por mantener sus políticas de retribución al accionista pese al descenso de los beneficios y a la presión del mercado y de los reguladores, ha provocado que la rentabilidad por dividendo del sector se dispare esta semana al 6,5% de media, por encima del 4,6% que registra el índice de referencia de la bolsa española.

La escalada de Telefónica

La teleco que preside José María Álvarez-Pallete puede presumir de ser la única cotizada española en estar en el 'Top 5' dentro del EuroStoxx 50 en lo que a rentabilidad por dividendo se refiere. Concretamente presenta un 8,21%, un auténtico “superdepósito” de los de antaño.

Mientras tanto, en su plano bursátil, la paciencia será esencial puesto que entrar en el valor pensando en la atractiva rentabilidad por dividendos que arroja en estos momentos o la evolución de sus resultados, pueden hacernos entrar a pie cambiado y tener que asistir a un nuevo y fatídico testeo de sus soportes.

Las eléctricas como mayor refugio

Tampoco se puede dejar de lado el análisis de las eléctricas. Se trata de empresas que siempre actúan como escudo ante situaciones de mayor peligrosidad en los mercados. Tanto es así que Naturgy y Enagás también presentan dividendos por encima de la media con los porcentajes de pérdidas de las últimas sesiones.

En el caso de la primera, su rentabilidad por dividendo se encuentra en la actualidad en el 7,55%, mientras que la segunda ofrece un retorno por dividendo del 7,19%. Por su parte, Iberdrola proporciona a sus inversores un rendimiento vía dividendo del 6,85%. Igualmente, superior al promedio.

La que se queda rezagada dentro de estos parámetros es Iberdrola, cuya rentabilidad por dividendo se encuentra en el 3,94%. Lo que está claro es que aquellos que piensan en una recuperación a largo plazo, ya conocen haciendo un análisis fundamental, como deben actuar.

Artículos relacionados