Valen en bolsa 112.000 mi­llones de eu­ros, frente a los 90.000 de los bancos

Las eléctricas toman el mando del Ibex tras el último desplome de la banca

Los ex­pertos creen que las di­fe­ren­cias se pueden am­pliar en plena crisis del co­ro­na­virus

torres
Electricidad.

Cuando ter­minó el ejer­cicio 2018, Banco Santander valía en Bolsa 20.000 mi­llones de euros más que Iberdrola. Doce meses des­pués, la di­fe­rencia a favor del banco que pre­side Ana Botín había men­guado hasta poco más de 3.000 mi­llones de eu­ros; esta se­mana, la pri­mera eléc­trica del país vale unos 16.000 mi­llones de euros más que el mayor banco. La com­pa­ra­ción entre los dos lí­deres ilustra el as­censo de las 'utilities' al olimpo del mer­cado bur­sátil es­pañol.

El gran desplome bursátil provocado por el coronavirus ha puesto la guinda a un 'sorpasso' histórico de las 'utilities' españolas sobre el desmoronado sector financiero. Las cinco grandes del sector, Iberdrola, Endesa, Naturgy, Red Eléctrica y Enagas valen en el mercado bursátil más de 112.000 millones de euros, frente a los menos de 90.000 de los seis bancos del Ibex 35. La banca nunca presentó un balance tan raquítico en comparación con otros sectores.

Por lo tanto, los números dicen que la banca es con mucha diferencia el segundo sector por capitalización bursátil del mercado nacional. Iberdrola nunca estuvo tan por encima de Santander, pero es que tampoco Endesa ha estado nunca tan cerca de BBVA. El grupo controlado por Enel apenas vale 1.500 millones menos que la entidad que preside Carlos Torres. Cuando empezó el año, segundo banco español valía unos 8.000 millones más.

Por su parte, tras el desplome generalizado de los últimos días, CaixaBank sólo capitaliza más en Bolsa que Red Eléctrica y Enagas. Pero esta última, la más pequeña en el parqué de las 'utilities' del Ibex 35 con poco más de 5.000 millones de euros, vale mucho más que cualquiera de los bancos domésticos españoles, que han visto como su capitalización se ha desplomado esta semana sin solución de continuidad claramente por debajo de los 4.000 millones de euros.

"Lo peor es que no se ve el final de la caída de la banca. Cada día que el coronavirus se expande, más cotiza el sector financiero un escenario de recesión. En el mejor de los casos, vamos a tener tipos de interés cero o negativos durante dos años más todavía. Y eso está haciendo saltar todos los soportes en bolsa. En otro momento, las valoraciones actuales habrían provocado una catarata de compras. Pero ahora no se mueve nadie", señalan fuentes bursátiles.

Cada vez más fuera de las carteras, el sector bancario ha cedido el testigo de la bolsa española a las 'utilities', que también están sufriendo en el parqué, pero en proporciones muy distintas. Mientras la banca ha perdido ya el 30% de su valor en 2020, la caída de las grandes eléctricas se queda en la mitad. Ni sus márgenes están tan amenazados, ni tampoco lo están sus expectativas de dividendos, que son percibidos ahora como los más seguros.

Bien porque se nutren de negocios regulados, bien porque están muy diversificadas como Iberdrola, las 'utilities' son percibidas como valores refugio, con retribuciones al accionista muy estables. No es casualidad que con un avance de alrededor del 3%, Iberdrola sea una de las dos únicas compañías que suben este año en el índice EuroStoxx 50 de grandes valores de la zona euro. La otra es un gran competidor como Enel.

Y, en el Ibex 35, las 'utilies' bajan sensiblemente menos que el Ibex 35 en lo que va de año, con la única excepción de Naturgy, que evoluciona en línea con el selectivo. Las cuatro restantes se sitúan en el tercio de valores del Ibex que mejor lo hacen en un 2020 que está escenificando un histórico cambio de testigo. Nunca pesó menos la banca respecto a las eléctricas, que amenzan con seguir abriendo la brecha de capitalización frente a los cada vez menos grandes bancos nacionales.

Artículos relacionados