NEGOCIOS ON LINE

Expertos opinan sobre si los eS­ports son un de­porte, si su­ponen un en­tre­te­ni­miento mental y si son in­clu­sivos

Movistar descubre los riesgos y la cultura del mundo del videojuego

El do­cu­mental ‘Not a game’ des­vela el im­pacto del ga­ming en el en­torno fa­mi­liar y el lado pro­fe­sional de los eS­ports

eSport
eSport

Movistar quiere dar a co­nocer el im­pacto que puede tener el mundo del ga­ming y los es­ports en el en­torno fa­mi­liar y las re­la­ciones entre pa­dres e hi­jos. Junto con FCB&Fire han pre­sen­tado el do­cu­mental Not a game en el que se hace una ra­dio­grafía de los vi­deo­juegos y el lado pro­fe­sional de los eS­ports.

‘Not a game’ se estrenará el próximo día 10 a las 21.30 horas en #0 de Movistar+. El documental va dirigido especialmente a las familias con hijos y educadores, así como a anunciantes interesados en entender las oportunidades que se presentan en el terreno de los videojuegos y los eSports, cada vez más implantados entre los jóvenes, adolescentes y pequeños. Una gran industria que mueve miles de millones de euros al año.

Es por ello que Movistar y FCB&Fire tratan de dar respuestas a una serie de cuestiones y preguntas que la sociedad se está haciendo en los momentos actuales donde los videojuegos han desplazado a cualquier tipo de entretenimiento.

Los grandes interrogantes

¿Fomentan el aislamiento o, por el contrario, desarrollan la sociabilidad? ¿Son una adicción o una pasión? ¿Puede uno ganarse la vida jugando? ¿Son los eSports un deporte? ¿Suponen un entretenimiento mental y físico? ¿Son inclusivos?

Estas son algunas de las cuestiones a las que el documental trata de dar respuesta y sobre las que intenta, en unos casos, advertir de los riesgos de una utilización sin vigilancia y, en otros, eliminar la demonización que hay entre algunas personas sobre este nuevo modelo de entretenimiento y de negocio.

Vigilar los juegos de los niños

María Zabala, experta en educación digital, recalca que el riesgo entre la familia no son los videojuegos en sí mismo sino que el peligro está en no saber realmente a qué juega mi hijo. ¿Nos ocupamos de saber qué juegos tiene mi hijo y que contenido tienen? Esta es una de las preguntas que se hace María Zabala, madre, precisamente de tres hijos.

Como experta en educación digital, piensa que como en cualquier juego los padres deben preocuparse de compartir las experiencias con el hijo. Tener en cuenta el carácter del niño y los videojuegos con los que practica. Por ejemplo, existen juegos que son muy competitivos que no son buenos para algunos niños porque no soportan perder y eso les hace ser muy rebeldes.

En este sentido, considera que el desafío de los profesionales es dejar al lado el mundo de los prejuicios y tratar de “informarnos bien para tomar medidas acertadas. El desafío es de serenidad”, comenta.

Aporte de cultura

Fernando Piquer, CEO de Movistar Riders, señala, por su parte, que el videojuego es el rock and roll de hoy día y asegura que, si se utiliza bien y los padres saben lidiar con ello, aporta cultura.

Entre las experiencias que aparecen reflejadas en ‘Not a game’, se encuentra la del actor norteamericano RJ Mite, conocido por su trabajo en la serie Breaking bad, así como testimonios del comentarista Inai Llanos, los youtubers Luzugamers, TheGregf, Chincheto o Zorman, la streamer Ewok y el rapero Arkano.

Rodrigo Figueroa, CEO y fundador de FCB&Fire, autor del documental comenta en primera persona la experiencia que ha tenido con su hijo y lo que, junto con su mujer, pasaron hasta asumir que la carrera profesional de su hijo sería la del videojuego. Reconoce que, al principio, la situación familiar fue muy complicada por la ira que sentían y porque pensaban que la pasión de su hijo le iba a aislar totalmente del mundo y de la sociedad, cuando es al contrario.

Todo ha ido muy veloz

Francisco Koreanz Ayllón, carter de la ESL, afirma que todo ha crecido muy rápido. Antes, se iba al cyber a practicar y ahora se ha convertido el eSports en una carrera reconocida, donde jugadores que dejan el fútbol profesional encauzan su futuro en el terreno del videojuego. Una actividad que mueve en todo el mundo más de 20 millones de personas jugando.

Telefónica ha creado un club profesional, Movistar Riders, donde los jóvenes talentos de los eSports desarrollan su carrera deportiva, con apoyo técnico y preparación física, similar al modelo de los grandes clubes deportivos. Sus equipos disponen de un centro de alto rendimiento para el entrenamiento de los jugadores.

La compañía se ha aliado con ESL, la empresa de eSports más grande del mundo. Esta multinacional lleva casi 20 años dedicada a este negocio y en España unos 15 años trabajando. Los eSports han llegado a tener una audiencia en el último año de 293 millones de fans y seguidores ocasionale

Los estudios apuntan a que en los próximos años habrá hasta 490 millones de fans que seguirán las competiciones deportivas electrónicas. Los eSports contabilizaron unos 148 millones de espectadores frecuentes y cerca de 200 millones de espectadores ocasionales, lo que da idea del volumen de dinero que puede estar moviendo.

Artículos relacionados