El BEI financia con 60 millones un proyecto de Cepsa que creará 250 empleos y reducirá su impacto ambiental

Cepsa
Cepsa

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) financiará con un préstamo de 60 millones de euros un proyecto de Cepsa orientado a impulsar la eficiencia energética y la reducción del impacto medioambiental de sus operaciones del área petroquímica, mediante la creación de 250 empleos.

Según informa la institución europea, el acuerdo, que ha sido posible gracias al Plan de Inversiones para Europa, conocido como 'Plan Juncker', supondrá la generación de en torno a 250 empleos, la mayoría de ellos locales, con picos que alcanzarán los 400 puestos de trabajo, y contribuirá a mantener los 3.600 empleos directos y los 2.600 indirectos de Cepsa en Andalucía.

La inversión financiada por el BEI se destinará a la implantación del sistema Detal, una tecnología creada por Cepsa junto a la compañía especializada en tecnología Universal Oil Products (UOP) para producir alquilbenceno lineal (LAB), la materia prima más utilizada a nivel internacional en la producción de detergentes biodegradables.

Esta tecnología permite aumentar la eficiencia del proceso de fabricación y reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y el consumo de agua y electricidad. Además, optimiza el proceso de fabricación, ya que reduce los residuos producidos, al tiempo que permite reutilizar la mayoría de ellos y otra serie de mejoras en materia de seguridad.

CULMINARÁ ESTE AÑO El BEI hará un seguimiento de la implantación de este proyecto que Cepsa tiene previsto culminar a mediados de 2020, dentro de su objetivo por avanzar hacia un modelo productivo más eficiente y sostenible.

"Este acuerdo firmado con Cepsa es un ejemplo tangible de cómo la Unión Europea puede apoyar los esfuerzos de las empresas para ser más ecológicas y más eficientes energéticamente, al tiempo que lideran la innovación", señala el comisario europeo de economía, Paolo Gentiloni.

Por su parte, la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, destaca que este proyecto "contribuirá a que una multinacional española lidere la transformación de la industria petroquímica hacia un modelo más respetuoso con el medio ambiente".

A su vez, el consejero delegado de Cepsa, Philippe Boisseau, agradece "todo el apoyo mostrado por el BEI y su interés por avanzar hacia procesos industriales más sostenibles y seguros".

"Con este proyecto, no solo logramos reducir el impacto de nuestras operaciones, una prioridad para Cepsa, sino que mejoramos la calidad de nuestro producto e incrementamos la versatilidad de la planta de San Roque, adaptándonos a las demandas específicas de cada cliente y fortaleciendo su competitividad a nivel internacional", concluye Boisseau.

Artículos relacionados