La ope­ra­ción está su­jeta a una 'due di­li­gence' y un in­forme de va­lo­ra­ción

Villar Mir a punto de terminar su peor pesadilla en OHL

Los me­xi­canos Amodio plan­tean ha­cerse con el con­trol de la cons­truc­tora por apenas 50 mi­llones

Juan Miguel Villar Mir, OHL
Juan Miguel Villar Mir, OHL

OHL ce­rraba la se­sión bur­sátil del martes con apenas una subida del 4,29% tras el es­pal­da­razo pro­por­cio­nado por los her­manos me­xi­canos Amodio, que pre­tenden ha­cerse con un 35% de la com­pañía. El grupo de Villar Mir, ac­cio­nista ma­yo­ri­ta­rio, ha­bría lle­gado al acuerdo para “explorar” una “potencial in­te­gra­ción” con los ac­tivos del ne­gocio de cons­truc­ción de Caabsa. Los me­xi­canos solo apor­tarán 50 mi­llones a la com­pañía es­pañola.

OHL convocaba un Consejo de Administración de urgencia con el fin de analizar la carta enviada por los hermanos mexicanos. Una reunión que concluyó con el compromiso de “explorar una potencial integración en OHL de los activos del negocio de construcción de Caabsa Infraestructuras", siempre y cuando los Amodio no superen el 35% del capital social.

El hecho relevante enviado a la CNMV provocó que las acciones se disparasen en el parqué madrileño hastamás de un 10% para remitir luego a un tímido 4,29%, no gran cosa en un valor castigado hasta la saciedad ante la inoperancia de Villar Mir y su yerno, López Madrid.

OHL se ha desplomado más de un 94% en Bolsa desde los máximos de 2014. Todo ello por una gestión desastrosa, sacudida por escándalos de corrupción en varios países, y por la que han pasado Josep Piqué, Tomás García Madrid y Juan Osuna, en menos de un lustro. La compañía acumula un endeudamiento meteórico y arrastra una calificación crediticia de bono basura (CCC+), según la agencia de calificación Fitch.

Ante esta situación, Villar Mir ha tenido que ir deshaciendo de sus acciones para afrontar los pagos a sus acreedores. Hoy el holding familiar ha rebajado su posición en el capital hasta quedarse con un 30,64%.

Las diferentes posibilidades

La "fusión por absorción" planteada representa un cambio sobre la operación dineraria propuesta inicialmente a través de una ampliación de capital en la que los inversores mexicanos se harían con una parte del 30% en manos del grupo controlado por el empresario español.

Según OHL, los Amodio tendrían entre un 31% y un 35% del grupo resultante tras una “fusión por absorción” y piden al organismo regulador quedar exonerado de lanzar una oferta pública de adquisición (OPA).

La razón de condicionar su fusión al lanzamiento de una OPA se debe a que se trataría de una “fusión con objetivo industrial o empresarial de acuerdo con lo previsto en el artículo 8.g) del Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores”, destaca la empresa.

En el caso de que se aprobase esta potencial fusión, Caabsa se convertiría en el accionista mayoritario de la compañía, relegando a la familia Villar Mir que, mediante la Inmobiliaria Espacio, mantiene una participación directa del 30,6% en OHL, que está valorada en unos 90 millones de euros, donde llegó a controlar más del 60%.

Está operación aún está sujeta aún al proceso de 'due diligence' y de valoración, necesita el visto bueno de los inversores de OHL, por lo que tendrían que convocar una junta extraordinaria, que está prevista desde el pasado ejercicio.

OHL comenzó a finales del año pasado las negociaciones con los Amodio para su posible entrada en el capital de la empresa española. Además, el pasado 22 de octubre comunicó al regulador de los mercados que la familia Amodio negociaba la entrada en su capital.

Artículos relacionados