Su pre­si­dente des­taca el ex­ceso de ca­pital para poder aco­meter más com­pras

Abanca se desmarca del sector y analizará fusiones, incluso con Liberbank

Su he­ge­monía en Galicia con­trasta con una mo­desta cuota de mer­cado en España

Juan C Escotet R
Juan C Escotet R

Tras la in­te­gra­ción de Deutsche Bank en Portugal y Caixa Geral en España, el pre­si­dente de Abanca, Juan Carlos Escotet, se des­marca del resto del sector y está dis­puesto a ana­lizar todas las opor­tu­ni­da­des, in­cluso al­gunas ya ana­li­zadas en el pa­sado como Liberbank. El banco tiene un ex­ceso de ca­pital para poder aco­meter cual­quier ope­ra­ción que le per­mita in­cre­mentar su cuota de mer­cado, con­cen­trada sobre todo en Galicia, su te­rri­torio de ori­gen.

Justo un año después, cuando ya hizo una aproximación para hacerse con Liberbank en plenas negociaciones con Unicaja, el presidente de Abanca reaviva el fuego de las posibles fusiones a diferencia de lo que hacen la mayoría de los banqueros del país, reticentes a embarcarse en operaciones corporativas.

"Todo lo que sean oportunidades las vamos a analizar y las que ya estudiamos en el pasado, se volverían a analizar", ha afirmado, en clara referencia a Liberbank, Juan Carlos Escotet durante la presentación de los resultados anuales de 2019, un ejercicio en el que terminaron con un exceso de capital CET1 de 1.267 millones de euros.

Con ese colchón, el presidente de Abanca se ve con suficiente "holgura" para nuevas compras y así poder consolidar a su grupo "como un banco ibérico", después de la adquisición del negocio de Deutsche Bank en Portugal y el de Caixa Geral en España, que ha permitido una mayor presencia en distintas provincias españolas, sobre todo en las más cercanas a la frontera lusa.

Además, Escotet ha esgrimido estas dos operaciones para poner en valor la capacidad de integración demostrada por Abanca, que ha permitido sacar el mayor provecho de ambas adquisiciones durante el pasado ejercicio.

No obstante, el presidente de Abanca se ha mostrado más reticente a entrar en el portugués EuroBic, ya que "no participamos en una fusión en la que no tengamos el control", es decir, hacerse al menos con el 75% del capital.

Cuotas dispares

Juan Carlos Escotet ha logrado bajo su presidencia en Abanca reactivar NCG Banco, la entidad creada con la fusión de las dos antiguas cajas de ahorros gallegas (Caixa Galicia y Caixanova). Tras la integración del Banco Pastor en el Popular y la intervención de este último más recientemente, Galicia se ha convertido en su principal mercado.

Según ha explicado el consejero delegado, Francisco Botas, la cuota de depósitos de Abanca en Galicia es del 42,2%, con un incremento de 141 puntos básicos respecto a 2018, y del 34,4% en créditos (203 puntos básicos más al cierre del pasado ejercicio).

En contraposición, las cuotas de mercado en España son más modestas: un 2,9% en depósitos y un 2,6% en créditos, en ambos casos con incrementos interanuales más bajos respecto a los obtenidos en su territorio de origen.

Ante esta situación, es lógico que el máximo responsable de Abanca se muestre menos tibio que otros competidores ante las oportunidades de compra o fusión que puedan producirse. "No es una apuesta de crecer por crecer", ha reconocido Juan Carlos Escotet al mismo tiempo que ha asumido que no ven "a corto plazo grandes oportunidades".

Artículos relacionados