SEGUROS

Mapfre atiende 24.000 siniestros por 'Gloria'

Mapfre ha ges­tio­nado, en un mes, unos 24.000 si­nies­tros como con­se­cuencia de la bo­rrasca Gloria y ha rea­li­zado más de 21.000 ser­vi­cios de asis­tencia y re­pa­ra­cio­nes, a raíz de los des­trozos pro­du­cidos por la llu­via, la nieve y el gra­nizo, entre otros.

Las zonas más impactadas han sido la Comunicad Valenciana con cerca de 11.000 clientes afectados y más de 9.800 servicios prestados; en Cataluña MAPFRE ha atendido más de 9.300 siniestros y ha realizado cerca de 10.000 servicios.

Por su parte en Málaga se han visto afectados más de 1.000 clientes y por el momento se han prestado 800 servicios de reparación y asistencia para ayudarles a recuperar cuanto antes su rutina diaria.

Más de 100.000 afectados en los últimos 5 meses

Esta tormenta se une a los intensos fenómenos atmosféricos que han afectado al país en los últimos 5 meses, por los que MAPFRE ha gestionado cerca de 100.000 siniestros.En total, desde agosto han sido 5 DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), 7 borrascas, 9 tempestades ciclónicas atípicas y varios tornados.

El Director de Prestaciones Patrimoniales de MAPFRE ESPAÑA, Manuel Hinchado Polanco, aporta cifras globales: “todos los números que sacamos son récord. Desde que empezaron estos eventos tan significativos, al menos en nuestra cartera de clientes en España, estamos superando los 100.000 afectados. Esto ha generado la necesidad de hacer un despliegue en las zonas impactadas de más de 3.500 proveedores para atender unas 120.000 asistencias. Estamos hablando de cifras que muestran claramente que estamos ante situaciones totalmente excepcionales”.

Las tormentas han causado daños principalmente en hogares, comunidades de propietarios y comercios, aunque también en otras instalaciones como invernaderos. Entre ellos, los más comunes, están relacionados con caída de antenas, rotura de toldos, cubiertas, cristales y persianas.

En Automóviles, donde MAPFRE ha gestionado cerca de 4.000 incidentes, los daños más frecuentes suelen ser en motor, cuando los clientes intentan arrancar sus vehículos después de haber sufrido inundaciones. También se producen daños en carrocería por caídas de árboles, ramas, estructuras metálicas, etc., por la fuerza del viento, y rescates por salidas de la carretera.

Cuando ocurren estos fenómenos excepcionales, MAPFRE activa su plan especial de contingencia, con el objetivo de prestar el mejor servicio a sus clientes y ayudarles a recuperar la normalidad lo antes posible. El plan incluye medidas de refuerzo y coordinación de sus equipos de tramitación, atención telefónica, redes de peritos, reparadores y gruistas.

Artículos relacionados