BOLSA

Rovi, muy cerca de la meta

La larga ca­rrera para la co­mer­cia­li­za­ción de Doria, el an­ti­psi­có­tico in­yec­table de larga du­ra­ción para el tra­ta­miento de la es­qui­zo­frenia desa­rro­llado por Rovi, ha en­trado por fin en la recta fi­nal. Tras su­perar la fase de va­li­da­ción, las au­to­ri­dades sa­ni­ta­rias de la Unión Europea han ini­ciado el pro­ceso de eva­lua­ción para la au­to­ri­za­ción de co­mer­cia­li­za­ción en Europa.

Un procedimiento que se ha puesto en marcha tras la presentación de la solicitud por parte de Rovi el pasado 27 de diciembre ante la European Medicines Agency (EMA). Una vez superada satisfactoriamente la fase de validación, el expediente ha sido admitido a evaluación el día 30 de enero de 2020.

El laboratorio calcula que esta fase para registrar dicho medicamento en la UE se pueda extenderá aproximadamente durante un año., pues el proceso está sujeto a posibles interrupciones y prórrogas en caso de que las autoridades sanitarias europeas requieran información adicional.

El grupo prevé además iniciar el proceso de registro del mismo medicamento ante la autoridad estadounidense, la U.S. Food and Drug Administration (FDA), a lo largo del segundo semestre del ejercicio 2020.

La cercanía de su aprobación definitiva está generando tantas ansias como incertidumbre entre los accionistas de Rovi, sobre todo después de los recientes máximos en 25,60 euros por acción. Un vértigo que se deja sentir en su cotización, anclada ahora en torno a los precios de principio de año.

No en vano, los expertos recuerdan que buena parte del potencial futuro a medio plazo de la compañía depende de la aprobación de este producto. Aunque todo pinta muy bien, no sería la primera vez que algunos de los desarrollos presentados tras años de investigación es echado para atrás en el último momento. Incertidumbre que puede deparar un cierto período de inestabilidad en la acción.

Artículos relacionados