BME admite a negociación la emisión de 1.250 millones de bonos sostenibles de la Comunidad de Madrid

BME
BME

El Mercado AIAF de Bolsas y Mercados Españoles (BME) ha admitido a negociación la emisión de 1.250 millones de euros en bonos sostenibles a diez años de la Comunidad de Madrid, este jueves.

Se trata de la sexta emisión con criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG) que registra esta Administración Pública en el mercado AIAF desde 2016, lo que le convierte en un emisor de referencia en el ámbito de las finanzas sostenibles y consolida al Mercado AIAF como referencia en este tipo de emisiones.

Los bonos cuentan con un valor individual de 1.000 euros y un cupón fijo anual del 0,419%, y se amortizarán el 30 de abril de 2030. El objetivo de la emisión es financiar amortizaciones de la administración y de sus entes dependientes.

BBVA, HSBC, Bankia, Banco Sabadell, Deutsche Bank y Banco Santander han actuado como bookrunners de la emisión. Comunidad de Madrid cuenta con ratings de 'Baa1', perspectiva estable, otorgado por Moody's; 'A-', perspectiva estable, por S&P; 'A-', estable, por parte de Fitch y 'A low', estable, por DBRS.

Con esta emisión, Madrid es la primera Comunidad Autónoma en salir al mercado en 2020, tras haber recibido la autorización del Consejo de Ministros para la emisión de deuda pública. Es la primera Administración Pública española que solicitó emitir en el mercado de bonos para financiar proyectos sociales de forma específica.

"Los bonos sostenibles, verdes y sociales se han convertido en un tipo de activo en sí mismo. La alta demanda recibida en la colocación por la Comunidad de Madrid, así como el nivel de tipo de interés y diferencial conseguidos, con bono de referencia del Tesoro español más 14 puntos básicos, refuerzan esta idea", ha explicado el director general de BME Renta Fija, Gonzalo Gómez Retuerto.

Se trata de la tercera operación de bonos ASG que se registra en el mercado de BME en el año, tras las recientes operaciones de Bankinter y de Adif, por importe de 750 y 600 millones de euros, respectivamente.

El volumen total emitido por las Comunidades Autónomas en 2019 fue de 6.077 millones entre pagarés y bonos, que sitúan el saldo vivo de estos emisores en 35.247 millones de euros.

Artículos relacionados