Monitor de Latinoamérica

México, Colombia, Perú y Brasil, los des­tinos más atrac­tivos para la in­ver­sión

Latam: las empresas españolas rebajan sus expectativas

Desaceleración eco­nó­mica e ines­ta­bi­lidad so­cial frenan el op­ti­mismo en 2020

Inversion en Latinoamérica.
Inversion en Latinoamérica.

La con­fianza ha de­jado paso a la pru­den­cia. Las em­presas es­pañolas re­du­cirán el pulso in­versor du­rante 2020 en Latam, re­gión sobre la que la ma­yoría frena su op­ti­mismo tras un no­table de­te­rioro en su per­cep­ción sobre la marcha de la eco­no­mía, según el ‘XIII Informe Panorama de Inversión Española en Iberoamérica’ de IE Business School, pre­sen­tado días atrás.

Aunque aún una mayoría de compañías (65%) prevé elevar sus inversiones este año, el porcentaje cae ostensiblemente respecto al 76% en 2019, debido a la expectativa de un peor entorno económico. Y es que sólo el 20% espera una evolución macro positiva en Latam en 2020, frente a un 45% un año antes.

En el fuerte deterioro de su visión sobre la marcha económica de Latam, las empresas españolas sitúan las tensiones comerciales China-EEUU, un modesto nivel de crecimiento que crea un marco menos favorable y la inestabilidad social surgida a partir del otoño en varios países de la región, que ha generado inestabilidad política y jurídica en un contexto de cambio.

Así las cosas, el 67% de las empresas cree que el entorno será este año negativo, un pesimismo que solo alcanzaba al 38% en 2019. El año pasado la economía se estancó en el área (0,1%) y para 2020 el FMI otea un avance limitado al 1,6%.

“El año pasado fue el del estallido social”, destacó Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de IE Business School, al presentar el informe. La crisis de Chile, que cogió por sorpresa a los inversores, las protestas en Ecuador y Colombia, la inestabilidad sociopolítica en Bolivia y el giro político en Argentina han elevado la cautela de las firmas españolas, que no obstante prevén mantener un alto ritmo de inversión, pero inferior al de otros ejercicios. Pese al empeoramiento de la visión sobre el desempeño económico, el 65% de las empresas con intereses en el área elevará su inversión (porcentaje que sube al 72% en las pymes), un 32% las mantendrá y sólo el 3% otea invertir menos.

El informe, que se basa en encuestas a 87 empresas con presencia en la región (12 del IBEX-35 como IAG, Santander, Telefónica o Meliá; 23 cotizadas y 52 multinacionales y pymes) señala que la mayor parte de las compañías que espera tener más presencia en Latam la incrementará mediante crecimiento orgánico (61%), frente al 55% de hace un año; un 34% combinará crecimiento orgánico con inversiones y un 5% sólo hará adquisiciones.

En entorno macro, Colombia es la economía para la que las firmas españolas espera mejor comportamiento en 2020, seguida por Perú, Panamá, Costa Rica, Dominicana y Uruguay. Chile, que en 2019 ocupó la segunda plaza, cae al noveno lugar por los conflictos sociales, y las expectativas para México bajan por el estancamiento del país en el primer año del presidente AMLO, mientras que la opinión sobre el futuro del Brasil de Bolsonaro mejora significativamente.

Nicaragua, Paraguay, Cuba y Argentina se sitúan entre los mercados en los que las empresas perciben un peor entorno en 2020, sólo por delante de Venezuela, que sigue en caída libre en perspectivas e inversiones. No obstante, y por primera vez en cinco años, la mayoría de empresarios (67%) ve con pesimismo la situación económica latinoamericana. Sólo un 20% se muestra optimista y un 13% prevé estabilidad.

Los mercados internos, principal atractivo

En lo referente al destino de la inversión, las empresas españolas vuelven a señalar a México, pese a su crecimiento nulo en 2019, como el país en el que más piensan aumentarlas en 2020, seguido de Colombia, Perú y Brasil. Según el profesor Martínez Lázaro, “lo único que le falta a México es crecimiento. El miedo que hubo en 2018 con la llegada al poder de López Obrador se disipó tras algunas decisiones que asustaron a los inversores, como la cancelación del nuevo aeropuerto de Ciudad de México”. Pero la firma del nuevo pacto comercial entre EEUU, México y Canadá (T-MEC) elimina parte de la incertidumbre y genera oportunidades para las firmas españolas.

En el mantenimiento del interés inversor de las compañías españolas por la región destaca un año más el atractivo de los mercados internos como mayor ventaja competitiva, señalado por el 77%. Competitividad, ubicación geográfica y pactos de libre comercio se sitúan por detrás.

Por el contrario, la inestabilidad política permanece como el mayor riesgo, por delante de desaceleración económica, inestabilidad jurídica y tipos de cambio. “Las empresas buscan prioritariamente la capacidad de inversión y consumo de los mercados internos de la región", según Martínez Lázaro, quien resaltó la alta actividad de las firmas españolas en sectores clave: infraestructuras, turismo, telecos y energía.

Por metrópolis preferidas para que las empresas españolas instalen sus operaciones centrales en la región, Ciudad de México repite por sexto año consecutivo como la ciudad más atractiva, seguida, al igual que en los dos últimos años, por Miami y Bogotá. En 2019 la presencia de pymes españolas fue del 72% en México, seguido por Colombia (59%) y Chile (43%).

Artículos relacionados