BOLSA

Ercros, huida preventiva

Los ope­ra­dores más aven­ta­jados y pre­ca­vidos afrontan con honda preo­cu­pa­ción los días pre­vios a la pre­sen­ta­ción de las cuentas por parte de la quí­mica Ercros, pre­vista para este pró­ximo vier­nes. Tanto es así que su co­ti­za­ción ha caído más de un 11% en el mes de fe­brero.

Aunque casi la mitad de este descalabro se debe a la rápida extensión del coronavirus por Italia, lo cierto es que el valor ya estaba mostrando un serio deterioro en las últimas semanas por el temor a unos malos resultados al cierre de 2019.

El tercer trimestre se saldó con un beneficio de poco más de 17 millones de euros, un 52% inferior al contabilizado un año antes. Un descenso achacado a factores estacionales, junto a la caída de los precios de sus principales productos y el efecto divisa, por lo que la compañía se mostraba optimista de cara a un cuarto trimestre más positivo que ayudara a reducir las diferencias finales respecto al balance de 2018.

Conforme se acerca la presentación de sus cuentas, sin embargo, muchos accionistas están abandonando el barco. Ni la renovación de importantes contratos como el conseguido con su principal cliente para el suministro de formaldehído y cloro ni el reciente programa de recompra de acciones han logrado frenar la huida.

La cotización de Ercros ha dinamitado así el rebote desarrollado en los últimos cuatro meses dibujando de nuevo un peligroso perfil bajista con un primer soporte en los 2,2 euros por acción y un segundo suelo en torno a los 2 euros. De no aguantar sobre estos niveles correría un grave riesgo de deslizarse hasta los mínimos del año pasado en 1,6 euros.

Por este motivo, los resultados del próximo viernes son tan importantes para su evolución a más corto plazo y las especulaciones que circulan en los foros no parecen muy optimistas. Tampoco ayuda al valor la pesada carga de su alta deuda financiera neta ni el creciente temor por una parálisis industrial en Europa debido al coronavirus de Wuhan.

Artículos relacionados