LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa mantiene la confianza

Los in­ver­sores y aven­tu­reros bur­sá­tiles han le­van­tado el pie en el mer­cado es­pañol en los úl­timos días pen­dientes de la ro­ta­ción de ac­tivos por el ven­ci­miento de de­ri­va­dos. Un pe­queño res­piro en la ca­rrera al­cista de fe­brero que no ha en­tur­biado el pa­no­rama ni a corto ni a medio plazo.

El índice Ibex 35 cerró la semana pasada con un mínimo recorte del 0,7% que le permite mantener a la vista la cota sicológica de los 10.000 puntos.

Los expertos técnicos más puristas, sin embargo, apuntan a los 10.200 como la principal resistencia actual del selectivo. La fortaleza mostrada en estas semanas anticipa un inminente ataque a esta zona en el más corto plazo. Las positivas cifras de actividad principalmente en EEUU, pero también en Europa, despejan el camino para que la ingente liquidez existente siga tomando posiciones en renta variable.

La extensión del brote del coronavirus, lejos de jugar en contra, puede ejercer de aliado y ser un elemento impulsor de esta tendencia ante las intenciones de los grandes bancos centrales de tomar medidas más agresivas aún para evitar una posible ralentización económica global.

A expensas de la evolución de este virus, el mercado está trabajando en uno de los momentos con más certidumbre de los últimos años. La salida del Reino Unido de la Zona Euro se irá cerrando en los próximos meses tras el pacto alcanzado. Por su parte, la economía norteamericana continúa dando muestras de alto vigor con las bolsas en zona de máximos absolutos, y seguramente prolongará esta tendencia en los próximos meses ante el interés de Trump de afrontar las elecciones con las mayores garantías posibles para su reelección.

Entre tanto, en Europa, la economía alemana muestra signos de debilidad, pero no excesivamente preocupantes. La progresiva depreciación del euro en los últimos meses, junto a los problemas de China, ayudarán además a impulsar las exportaciones de la zona. De hecho, España ha vuelto a registrar cifras récord en sus ventas al exterior.

Una mayor tranquilidad general que debería ayudar a los inversores a aprovechar mejor los avances en los resultados empresariales correspondientes al pasado ejercicio que se están conociendo ahora. En este sentido algunos agoreros empiezan a advertir de inminentes revisiones a la baja de beneficios por culpa de la parálisis en determinados sectores provocada por el coronavirus, Pero eso aún está por ver.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de confianza consumidora y de inflación marcarán el inicio del periplo de los mercados financieros hacia el primer vencimiento serio de derivados del año previsto para el próximo 20 de marzo, justo después de las reuniones de los grandes bancos centrales, por lo que los próximos días serán claves. Todo ello, además, condicionado por el incesante goteo de resultados empresariales ya en la recta final de la temporada de presentación.

Este lunes, de momento, los inversores no contarán con la referencia del Nikkei, cerrado a todos los efectos por la festividad en Japón por el cumpleaños del emperador. Este día, el único dato relevante llegará desde Alemania con el índice de clima empresarial elaborado por el instituto económico IFO.

El martes se conocerá el PIB alemán, del que se espera una confirmación de estancamiento de la principal economía europea, mientras en EEUU destacan los datos de precios inmobiliarios y, sobre todo, el índice de confianza consumidora, que previsiblemente se mantendrá al alza dado el buen momento de la economía norteamericana.

En la sesión del miércoles no se esperan grandes datos, los más relevante serán la confianza consumidora de Francia y la venta de viviendas nuevas en EEUU.

Mucho más cargada vendrá la agenda financiera internacional del jueves. Los inversores deberán estar atentos a la inflación en España, las ventas al por menor en Alemania y el agregado monetario M3 de la Zona Euro, utilizado por el BCE para medir las presiones inflacionistas. Desde Bruselas también llegarán este día los índices de confianza económica, clima empresarial y sentimiento económico. En EEUU se esperan el dato revisado del PIB del cuarto trimestre que habría crecido a un ritmo del 2,2%, los pedidos de bienes duraderos y las preventas de vivienda.

La semana bursátil se cerrará el viernes con la tasa de paro y la producción industrial de Japón, la confianza consumidora del Reino Unido, la balanza por cuenta corriente en España, la tasa de paro en Alemania y la inflación en la Zona Euro, mientras que en EEUU se publicarán los ingresos personales, el deflactor de precios, el Chicago PMI y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Entre los resultados que se irán presentando esta semana destacan los de Solarpack, Ferrovial y Endesa el martes, los de Iberdrola el miércoles, los de Vidrala, CAF, Acciona, FCC, Enagás, ACS, Gestamp y Neinor Homes previstos para el jueves, así como los de Global Dominion, MásMóvil, Tubacex, Faes Farma, BME, Euskaltel, Viscofán, Catalana Occidente y Metrovacesa, previstos para el viernes.

Artículos relacionados