BOLSA

Bodegas Riojanas, movimientos extraños

Los in­ver­sores no se ex­plican que está ocu­rriendo con Bodegas Riojanas. A lo largo del úl­timo mes se han ob­ser­vado ope­ra­ciones sin apenas vo­lumen de ne­gocio que han ero­sio­nado a la ac­ción hasta con­du­cirla no solo a zona de mí­nimos anuales sino tam­bién a su peor nivel desde 2017.

A mediados de mes se han detectado operaciones de una sola acción por un importe de apenas 4 euros que hacían caer el valor un 5%. Tras recuperarse ligeramente del golpe, ayer mismo a comienzos de sesión el valor se desplomaba un 6,5% de una tacada con la compra venta de 24 acciones por un importe total de 96 euros.

La compañía asegura no haber realizado ninguna operación de este tipo, además de desconocer el origen de las mismas por lo que ha puesto el tema en manos de su responsable de mercados para analizar su procedencia.

Una evolución inexplicable para una empresa que ha logrado mejorar su ritmo de crecimiento de los ingresos y del resultado operativo en los últimos trimestres, impulsando sus ganancias hasta los 660.000 euros al cierre del tercer trimestre, un 55% más, frente al deterioro de las ventas sufrido en la primera parte del 2019.

Este empuje, sin embargo, se podría ver reducido seriamente con el hundimiento de las ventas del vino español con Denominación de Origen La Rioja en EEUU debido al aumento de los aranceles impuesto por la administración Trump. En este sentido, la cosecha de 2019 pasará a la historia por ser muy corta debido a la bajada de rendimientos, pero muy satisfactoria en calidad. Eso augura unos buenos precios que ayudarán a compensar la caída de las exportaciones a Norteamérica.

En cualquier caso, no parece justificar en absoluto este goteo de intensas caídas con mínimo volumen, que huelen demasiado a manipulación de la acción. Sobre todo, ante la falta de posiciones cortas a la vista.

Si bien, es necesario un importe mínimo de 500 euros para marcar precio al cierre de la sesión, en principio este tipo de operaciones sí sirven para marcar tendencia. Al respecto, no es la primera vez que la CNMV ha abierto expedientes en los últimos años a personas físicas o a sociedades de valores por manipulación de mercado.

La operativa siempre es muy similar. La estrategia consiste “en realizar durante la sesión un número relevante de ejecuciones de escaso tamaño, pero que generan la mayoría de los movimientos de precios, tanto de subida como de bajada, de la cotización, lo que propicia una diferencia favorable de los movimientos de precios”, a determinados intereses. “De esta manera, se altera la libre formación de los precios durante la sesión abierta”. Una actividad ante la cual la CNMV afirma estar vigilante.

Un tipo de operaciones que encajan en los extraños golpes bajistas que está sufriendo Bodegas Riojanas en las últimas semanas y que han llevado al valor a cotizar a algo más de 6 euros a finales de 2019 a poner en peligro la referencia de los 4 euros, dibujando además un notorio perfil bajista que ahora apunta directamente hasta sus mínimos absolutos de 2012 cuando llegó a cotizar a 3,18 euros.

Artículos relacionados