EMPRESAS

Menos de un 30% de los ne­go­cios llegan a la ter­cera ge­ne­ra­ción

Solo la mitad de las empresas familiares españolas sobreviven a su fundador

El pre­si­dente de la CNMV anuncia que serán más fle­xi­bles en las sa­lidas a Bolsa

Pequeños y medianos empresarios
Pequeños y medianos empresarios

Las em­presas fa­mi­liares es­pañolas se en­frentan cada día más a un pe­riodo corto de vida y a un fu­turo más in­cierto. Solo un 50% de las mismas so­bre­viven a la marcha de su fun­dador y menos de un 30% llegan a la ter­cera ge­ne­ra­ción.

Pese a todo, a nivel mundial, dos tercios de los negocios están controlados por sagas o entornos familiares y, en Europa, constituyen la piedra angular de las economías de los países.

La globalización y los cambios estructurales que se están dando en todas las economías mundiales obligan, en muchos casos, a modificar sus estructuras de poder y, en otros, a buscar diversas fuentes de financiación para sobrevivir, lo que lleva, en la mayoría de las ocasiones, a perder el control o tener que gestionar de forma compartida el negocio.

Pese a que todo está cambiando, hay algunos aspectos en la forma de llevar el negocio familiar que ofrecen resistencia y siguen anclados en los modelos generacionales del pasado. En una gran parte, la elección de los primeros ejecutivos y los consejeros viene influenciada por motivos emocionales. Esto provoca que las sociedades con vínculos familiares integradas en el mercado continuo tengan un menor porcentaje de consejeros independientes.

El papel familiar en la economía española

Un informe que acaba de hacer público Russell Reynolds Associates en colaboración con el Círculo de Empresarios sobre Gobierno Corporativo en las Empresas Familiares Española, destaca el papel que en la economía actual desempeñan los negocios gestionados y controlados por la tradición familiar.

Y es que, pese a la pérdida continua de sociedades tradicionales -bien por absorción de las grandes o por abandono de la actividad, las empresas españolas en las que una o varias familias tienen más de un 30% del control de la compañía, representan el 90% de las compañías privadas españolas. El 67% del empleo no dependiente del Estado es generado por estos colectivos y abarcan un 57% del Producto Interior Bruto (PIB).

El estudio realizado entre unas 160 empresas familiares y no familiares cotizadas en España, Francia, Italia y Alemania, destaca, entre otros aspectos, que las sociedades impregnadas por la cultura familiar con mejores resultados son aquellas que cuentan con un consejo de menor tamaño, que permite fomentar el debate, consejeros con más antigüedad, con más conocimiento del sector y una mayor diversidad de género.

Puntos a favor y en contra

Igualmente, subraya que, a nivel global, el modelo de gobernanza de las empresas familiares tiene un enfoque a largo plazo basado en el crecimiento de los ingresos, así como en el retorno de las inversiones. En cuanto al crecimiento y a la innovación, se financian principalmente por los flujos de caja orgánicos. Otro aspecto destacable del informe es que los negocios gestionados por vínculos familiares han demostrado una mayor resistencia en época de crisis.

La tipología de los consejos de administración son bastantes diferentes del modelo de empresas no controladas por un entorno familiar. Según el estudio, en la mayoría de los casos, el consejo está compuesto de media por 11 miembros. Los presidentes mayoritariamente son miembros de la familia así como un 25% del consejo está integrado por representantes del entorno familia.

En cuanto a las mujeres, hasta ahora, los negocios familiares han tenido a menos mujeres en sus consejos, pese a tener la mayor representación de mujeres en las empresas del Mercado Continuo. En el caso del Mercado Continuo, de entre las 14 empresas analizadas, ejercen como presidentas Sol Daureda de CCEP; Esther Koplowitz, en FCC; Isabel Reig, en Laboratorios Reig Jofré, y Helena Revoredo, en Prosegur. Entre las 14 empresas no familiares que se han estudiado del Ibex 35, únicamente aparece Ana Botín como presidenta del Santander.

Pese a que hay pocas mujeres en España como presidentas en las compañías españolas, si se compara con Europa, nuestro país cuenta con un 20% de mujeres por encima del 9% de la media europea. Y con un 47% de consejeros con mayor experiencia en la gestión de profit and loss (cuenta de pérdidas y ganancias), 11 puntos superior a la media comunitaria.

El país de la UE que mejor ha hecho los deberes ha sido Francia con un 50% de mujeres en sus consejos. Francia lidera también el número de consejeros con mayor experiencia digital y financiera. Alemania, en cambio, es el país comunitario con mayor porcentaje de presidentes y consejeros independientes.

El informe subraya que las empresas no familiares tienen más representación de consejeros internacionales, llegando hasta un 30% en las empresas del Mercado Continuo. Igualmente, tienen mayor porcentaje de consejeros independientes.

Apuesta por las salidas a Bolsa

Al acto de la presentación del informe, celebrado en el auditorio Pérez-Llorca, estuvieron presentes Sebastián Albella, presidente de la CNMV; John de Zulueta, presidente del Círculo de Empresarios; Pedro Goenaga, de Russell Reynolds Associates; Francisco Riberas, presidente de Gestamp y del Instituto de la Empresa Familiar; Antonio Vázquez, presidente de IAG; y Diego Esteban, de Russell Reynolds Associates.

Albella se declaró totalmente partidario de una economía más bursátil, ya que, en su opinión, ofrece muchos puntos positivos para todas las empresas, incluidos los negocios familiares. Dijo al respecto que ello supone que haya empresas más transparentes, con mayor liquidez, reputación y reforzamiento de la marca.

Asimismo, comentó que están dispuestos en la CNMV a ser mucho más flexibles en las salidas a Bolsa y aceptar, incluso, el umbral del 15% del capital para sacar al mercado. En este sentido, señaló también que se estudia bajar los precios de salida de las acciones. “Lo importante es que haya muchas empresas en Bolsa”, señaló.

Artículos relacionados