BOLSA

CCEP recupera la chispa

Los po­si­tivos re­sul­tados ob­te­nidos al cierre del 2019, pese a un cuarto tri­mestre com­pli­cado, ha vuelto a co­locar a Coca Cola European Partners en el radar de los in­ver­so­res. El be­ne­ficio del con­sorcio em­bo­te­llador eu­ropeo su­pera los 1.000 mi­llo­nes, casi un 20% su­pe­rior a un año an­tes.

Esta cifra, aún sin auditar, le permitirá elevar su dividendo un 17%, manteniendo un “pay out” del 50%.

La rentabilidad por dividendo se reforzará además tras el anuncio de un programa de recompra de acción por un importe de unos 1.000 millones de euros a lo largo de este año que viene a reforzar el realizado en 2019. Una operación que vendrá a respaldar el positivo sentimiento del mercado y los volúmenes de negociación, según los analistas.

Este es uno de los motivos que han llevado a JP Morgan a elevar recientemente su recomendación de neutral a sobreponderar tras mejorar su precio objetivo de 56 a 62 euros por acción. Esta valoración supone un potencial alcista cercano al 30% para el grupo embotellador desde su actual cotización de mercado.

La devolución anual a sus accionistas a través de la recompra de acciones, sobre el 3,5% de su capitalización, debe ser un catalizador para el valor a falta de fusiones y adquisiciones que generen valor. Todo ello, manteniéndose además en el rango inferior de su objetivo de apalancamiento con una ratio de deuda neta ajustada al Ebitda de 2,68 veces apenas algo más alta que un año antes.

Para este año, espera consolidar el ritmo de crecimiento de las ventas sobre el 3% apoyado en las mejoras en la distribución, un robusto mix de precios e innovaciones con el que confía en revitalizar la marcha de la acción en el mercado.

Aunque el crecimiento del Ebit del 6% en 2019 y con previsiones del orden del 5% en el medio plazo no sean espectaculares en el contexto del sector, señalan los analistas de JP Morgan, lo cierto es que su flexibilidad del balance debería agregar un retorno anual de entre el 3% y el 4% anual en los niveles actuales, respaldando un crecimiento medio del beneficio por acción a medio plazo del 10%. Todo ello le hace cotizar con un notable descuento respecto a sus comparables.

En este escenario, después del fuerte ajuste sufrido en la recta final del pasado año, los inversores están volviendo a tomar posiciones con paso firme. En las primeras semanas del ejercicio, las acciones de Coca Cola European Partners suben cerca de un 8%, por encima de la media del mercado, para poner rumbo hacia la referencia de los 50 euros, su principal resistencia en estos momentos.

Se superar esta cota, los expertos creen que podría asaltar en breve sus máximos a cerca de 52 euros por acción, confirmando las buenas sensaciones de los analistas fundamentales.

Artículos relacionados