LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa se toma un respiro en su subida

Después de des­pedir un no­viembre his­tó­rico, di­ciembre ha arran­cado por el mismo ca­mino. La re­cu­pe­ra­ción ban­ca­ria, li­de­rado por el Santander, im­pulsó un alza del 1,6% du­rante la se­mana, un 3% en el mes, para en­ca­ra­marse sobre los 8.300 pun­tos. Y todo apunta a que esto se­guirá hasta al menos el si­guiente punto de re­sis­tencia téc­nica sobre los 8.500 pun­tos. En una jor­nada atí­pica como la del lu­nes, el Ibex 35 se tomó un res­piro y cerró con una caída del 0,57%

Esta ha sido la mayor subida entre las plazas europeas, salvo Londres. La plaza británica se ha apuntado un alza del 4,6% en este arranque de mes, alardeando de ser el primer país del mundo en aprobar la vacuna de Pfizer gracias a su salida de la Unión Europea.

Precisamente, el Brexit ha pasado a ser la principal fuente de preocupación en los mercados de valores europeos conforme se van acelerando las negociaciones con el fin de tener un acuerdo viable para ambas partes antes de final de año o, como mucho, en los comienzos del próximo.

Otro factor que están analizando los inversores está siendo la evolución del traspaso de poderes en Estados Unidos tras las elecciones. Eso provocará cambios en la estrategia comercial y en las relaciones internacionales que a buen seguro afectarán al mercado, aunque no queda claro si para bien o para mal.

El principal foco de atención estará puesto en las relaciones entre China y EEUU. Los analistas creen que probablemente se suavizará el lenguaje y las formas, pero no se esperan cambios sustanciales en el fondo, lo que seguirá generando volatilidad en los próximos meses.

No se trata, advierten, de un conflicto solo por los aranceles, sino también con todo lo relacionado con la lucha por el predominio tecnológico. Eso augura tensiones, especialmente en el Nasdaq, que ahora mismo va camino de cerrar el año en zona de máximos, con rentabilidades superiores al 40%. Unas valoraciones insostenibles, según muchos operadores, con un alto riesgo de estallido de la burbuja se puede convertir en el gran Cisne Negro del próximo año.

Es cierto, que los indicadores europeos siguen muy atrasados e infravalorados, pero un reventón de las tecnológicas americanas salpicaría sin duda a las bolsas europeas con un nuevo parón que no se pueden permitir. De momento, sin embargo, los inversores siguen disfrutando del "rally" de fin año que puede llevar al Ibex 35 a un balance negativo final en el ejercicio por debajo del 10%, después de haber llegado a sufrir pérdidas superiores al 30%.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de inflación, de confianza y de producción volverán a poner a prueba a los mercados en los próximos días después del compás de espera en la última semana. Los operadores estarán también muy atentos a la última reunión del año del Banco Central Europeo. Todo ello en una semana semifestiva en España, marcada por el puente de la Constitución, que condicionará el volumen de negocio en los mercados españoles que abrirán sus puertas lunes y martes a todos los efectos.

Hoy lunes, de hecho, es previsible que la negociación se resienta, aunque gran parte del volumen está ya en manos de algoritmos que no tienen vacaciones, pero sí de información y esta será escasa. Apenas se esperan la balanza comercial en China, la producción industrial en Alemania y los créditos al consumo en EEUU.

Algo más intensa en cuanto a indicadores será la sesión del martes, Día de la Inmaculada con el dato de PIB de Japón y la Zona Euro, el índice de confianza empresarial ZEW de Alemania, así como las cifras de productividad y los costes laborales estadounidenses.

El miércoles, una vez de regreso del largo puente, los inversores deberán estar atentos al IPC de China, la balanza comercial en Alemania, y la producción industrial en España. Desde EEUU llegarán los inventarios al por mayor y el índice hipotecario MBA.

La agenda financiera de los mercados internacionales del jueves tendrá como principal cita la reunión del Banco Central Europeo. Nadie espera cambios en su actual política monetaria si cabe esperar con interés la valoración de la situación económica tras el anuncio de la solicitud de aprobación de las vacunas. Este día, además, se dará a conocer la producción industrial del Reino Unido y el IPC en EEUU, junto con las habituales peticiones semanales de desempleo.

La última sesión de la semana, el viernes, tampoco habrá grandes referencias salvo el IPC en España y los precios de producción y el índice de confianza de la Universidad de Michigan en EEUU.

Artículos relacionados